Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores del Real comienzan las movilizaciones

Protestan por el millón de euros en sueldos que el teatro pide que devuelvan por un error

Trabajadores del Teatro Real en un acto de protesta
Trabajadores del Teatro Real en un acto de protesta

Los trabajadores del Teatro Real han empezado esta tarde (coincidiendo con la jornada de huelga general) las movilizaciones que piensan llevar a cabo durante las próximas semanas contra la decisión de la dirección del coliseo de hacerles devolver una parte de sus sueldos que asciende en total a un millón de euros. El importe (entre 3.000 y 6.000 euros por empleado) corresponde a la bajada del 5% que el teatro debería haberles aplicado en 2010 y que por un error no realizó. Ahora el Real pretende percibir ese dinero de los trabajadores de forma retroactiva y retrayéndolo de las próximas cuatro pagas extra que cobrarán. Algo que ellos no están dispuestos a consentir.

Más de un centenar de empleados se han concentrado hoy por primera vez en la plaza de Isabel II con pancartas (una rezaba "contra la reforma laboral"), pitos y una batucada para protestar por lo que consideran una “negligencia” de la dirección que no piensan pagar de sus bolsillos. De hecho, han anunciado que de forma inminente denunciarán al teatro en los tribunales y se concentrarán durante el estreno de Vida y Muerte de Marina Abramovic (el 11 de abril) y las dos funciones de esa obra que coincidan en viernes. Si el conflicto no se resuelve, se convocará una huelga para todas las funciones del siguiente título que se estrena: el Cyrano de Bergerac que cantará Plácido Domingo y que se estrena el 10 de mayo. Toda esta protesta estuvo precedida ayer de una paella popular ante la puerta del teatro.

Alfredo Tejero, el dimitido administrador del Real y a quien los trabajadores consideran responsable del problema, fue objeto de la mayoría de cánticos de los manifestantes. “Alfredo Tejero, dónde está el dinero”, “¡Este teatro es un cortijo!” fueron algunas de las consignas que lanzaron. Iván Ortega, presidente del comité de empresa, señaló a la “directiva” como única responsable de la situación: “Nos han dicho que querían hablar, pero no nos han convocado para ningún día. Vamos a denunciar seguro el caso a los tribunales y luego veremos qué pasa con la huelga”.

Y no parece que haya una solución a la vista, porque la dirección del teatro reiteró ayer a este periódico que no puede hacer nada por desatascar el problema. “Hay que aplicar la ley, nos guste o no. Ellos han tomado esa postura, que es muy respetable, pero no podemos hacer nada”, aseguraron fuentes del teatro. El teatro ya rebajó alrededor de un 12% la masa salarial de la plantilla (alrededor de 300 empleados). Pero se hizo recortando de complementos, pagas extra y bonificaciones. Pero el Real Decreto 8/2010 especificaba que el dinero debía ahorrarse estrictamente del salario de los trabajadores y ahora deberá aplicarse. "Aceptamos que nos apliquen las reducciones impuestas por la Ley pero no consentimos que se haga mediante mentiras con retroactividades abusivas", advierten los empleados.

La próxima movilización se producirá a la vuelta de semana santa, coincidiendo con el estreno de Vida y Obra de Marina Abramovic. Una parte de los trabajadores piensa estar concentrada frente al teatro durante todo el tiempo que dure la representación.