Lo nuevo de John Banville, en Alfaguara

‘Antigua luz’ saldrá a la venta en octubre en España y América Latina, tanto en papel como en libro electrónico La editorial ha adquirido los derechos de la última novela firmada como Benjamin Black.

Antigua luz, la última novela de John Banville (Wexford, Irlanda, 1945), galardonado con el prestigioso premio Franz Kafka de literatura de 2011, se publicará en castellano con la editorial Alfaguara. El libro saldrá a la venta el próximo mes de octubre, simultáneamente en España y América Latina, tanto en formato papel como en libro electrónico. La editorial, uno de los sellos de Santillana, del grupo Prisa (editora de EL PAÍS) se queda así con los derechos de los dos registros literarios de Banville, el de novela policíaca que ya tenía, y ahora su narrativa general, que antes publicaba Anagrama.

El escritor irlandés John Banville
El escritor irlandés John Banville

Antigua luz narra la historia de un viejo actor de teatro que recuerda una fugaz relación amorosa con la madre de su mejor amigo en la Irlanda de los años 50. Esa memoria se acompaña de otra más reciente –y dolorosa-, la del suicidio de su hija. Al recibir una oferta para trabajar en una película acerca de un extravagante escritor y lingüista, descubrirá que este enigmático personaje coincidió con su hija días antes de su muerte. Esta conexión con el pasado le hará buscar los cabos sueltos de su primer idilio amoroso, reflejados en el devenir de la familia de su amante.

Alfaguara ha adquirido también los derechos de la cuarta entrega de la serie de novelas negras del autor irlandés firmadas bajo el seudónimo de Benjamin Black: Muerte en verano.  Según la crítica británica, se trata del mejor libro de la serie, y se editará el  9 de mayo. Esta vez, Banville recurre nuevamente al peculiar doctor Quirke, encargado ahora de investigar el supuesto suicidio de un magnate de la prensa que le llevará al orfanato donde pasó su infancia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS