Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pasión de Javier Moro por la historia novelada

El ganador del Premio Planeta y la finalista, Inma Chacón, repasan las obras por las que obtuvieron el galardón la pasada noche

Javier Moro e Inma Chacón, ganador y finalista del Premio Planeta que se falló el sábado por la noche, están agotados y felices. Moro, que obtuvo el galardón por El imperio eres tú, cuenta que se presentó al galardón porque tenía la novela acabada y le apeteció intentarlo. "La promoción es excelente". ¿Y los 601.000 euros de dotación? "Todo el mundo sabe que es un adelanto, que no me voy de aquí con dos bolsas cargadas de dinero".

Vivió dos años en Brasil cuando preparaba su novela sobre la Amazonia, Senderos de libertad, y allí empezó a interesarse por la figura de Pedro I, hijo del rey de Portugal Juan VI, que fue emperador de Brasil durante nueve años y contribuyó a su independencia. "Es un personaje muy poco conocido, adelantado a su época, siempre fiel a sus ideas de libertad. No se había escrito demasiado sobre este personaje fascinante y contradictorio", explica Moro. "Su padre, el rey Juan de Portugal tomó una única pero trascendente decisión. Tras la invasión napoleónica, traslado su corte a Brasil. De Lisboa a Río de Janeiro, es la primera vez que una monarquía se instala en su colonia".

Prácticamente todas las novelas de Moro (Madrid, 1954) parten de hechos reales. "No son novelas históricas, son historia novelada. Me gusta contar las cosas desde dentro. Inyectar vida en la historia y luego está la magia de interpretar el mundo tal como lo ve el personaje, en este caso Pedro I". Moro investiga mucho para escribir sus historias noveladas. "Pero intento que no se note en la novela. Es como hacer un encaje de bolillos".

Inma Chacón está más tranquila, tras la emoción de saberse finalista (150.250 euros) anoche, con Tiempos de arena. Explica que casi le faltaron las palabras. "Era mi gran oportunidad para darme a conocer con mi propia identidad, además, es un privilegio que un jurado te reconozca". Inma es hermana gemela de la escritora Duce Chacón, prematuramente fallecida en 2003. Cuenta que Dulce le pidió que escribiera la novela que ella ya no iba a poder hacer. Así surgió La princesa india y el inicio de su andadura por las letras. Su primera (que aún mantiene) vocación es la de ser profesora. Da clases de documentación en la universidad Rey Juan Carlos y dice que le sobran ideas y le falta tiempo para hacer todo lo que quiere.

Es feminista y se le nota en cada una de las historias que ha escrito. Tiempo de arena se desarrolla en los años veinte del siglo pasado. Xisca, de 29 años, pregunta en su lecho de muerte por sus hijos. Aparentemente, nadie sabía que los tuviera. Su madre, una marquesa, niega rotundamente que su hija sea una madre soltera. Sus tías intentan averiguar la verdad. La ciudad de Toledo, cuenta Chacón, es un personaje más de la novela, es "el espacio, en aquellos años, donde la sociedad se constriñe y en la que se imponen las costumbres de siempre". Uno de sus personajes se erige en defensora del libre pensamiento.

Javier Moro e Inma Chacón coinciden en que están listos, en cuanto se publiquen sus respectivas novelas, para disfrutar y sufrir la férrea promoción que impone el Premio Planeta.