Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tribunal de EE UU ratifica que Odyssey devuelva a España el tesoro de 'La Mercedes'

La compañía 'cazatesoros' estadounidense solicitará que se revise la decisión y todavía puede recurrir ante el Supremo

Un tribunal de EE UU ratifica que Odyssey devuelva a España el tesoro de 'La Mercedes'

El tribunal de apelación de Atlanta, Georgia (EE UU) ha ratificado hoy que la empresa cazatesoros Odyssey Marine Exploration debe entregar a España las casi 600.000 monedas de plata y oro que sustrajo en 2007 de los restos de la fragata española Nuestra Señora de las Mercedes, hundida en 1804 en la batalla del Cabo de Santa María, librada frente a las costas de Portugal entre Reino Unido y España. En la resolución se argumenta, entre otras cosas, que un tratado firmado entre EE UU y España 1902 garantiza la propiedad española de la carga.

En el fallo, de 60 páginas, ratifica así la decisión de un tribunal federal del 22 de diciembre de 2009, que concedió el tesoro al Estado español. La empresa Odyssey Marine Exploration ha emitido un comunicado en el que anuncia que solicitará una audiencia ante el tribunal de apelaciones en pleno para volver a exponer sus argumentos. Odyssey sigue sosteniendo que el tesoro pertenece a los familiares de los mercaderes que viajaban en la Nuestra Señora de las Mercedes, informa Álvaro de Cózar. La empresa ya había anunciado que, de producirse una resolución en su contra, como ha ocurrido, recurriría la decisión ante el Supremo de EE UU (la máxima instancia judicial del país)

Algunos juristas sin embargo señalan que no hay garantía de que los jueces del Supremo vayan siquiera a admitir a trámite el recurso del Odyssey, porque el Supremo de EE UU selecciona sólo un porcentaje muy pequeño de los cientos de recursos que recibe anualmente. Durante este toma y daca de pleitos, el botín de la fragata han sido custodiado por el cuerpo de alguaciles de EE UU (los U.S. Marshals).

"Estamos defraudados por la decisión del tribunal", señala en el comunicado Melinda MacConnel, vicepresidenta de Odyssey. "Creemos que la Constitución de EE UU y todas las demás leyes aplicables otorgan jurisdicción a los tribunales estadounidenses para determinar los derecho de Odyssey, España y los otros demandantes en este caso" añade, antes de señalar que "la decisión contradice otras sentencias del propio tribunal y del Supremo.

Por otra parte, el Gobierno peruano también se unió a la batalla legal en los Estados Unidos por las monedas ya que, asegura, fueron acuñadas allí cuando Perú era una colonia española. No obstante el tribunal también rechazó sus argumentos. De igual manera, rechazó los de los veinticinco descendientes de la tripulación de la fragata (que en el momento de hundirse estaba formada por unas 300 personas, de las que 51 sobrevivieron).