Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google firma la paz con la editorial francesa que le denunció

El buscador y La Martinière sellan un acuerdo para la digitalización de libros descatalogados.- Ambas compañías mantuvieron en el pasado una disputa judicial

Entre el odio y el amor, se dice, hay poca distancia, pero la editorial La Martinière (que cuenta con sellos básicos para la cultura francesa, como es Éditions du Seuil) ha tardado cinco años en recorrerla: hoy ha anunciado la firma de un acuerdo con el gigante informático estadounidense Google para digitalizar obras descatalogadas. Una firma cargada de significado, porque La Martinière había llevado a Google a los tribunales en 2006, y el buscador fue condenado tres años después al pago de 300.000 euros por violar los derechos de autor.

Philippe Colombet, de Google Francia, saluda el acuerdo como "un paso importante" en las maltrechas relaciones del buscador con el sector editorial de Francia. El celo del país galo en la protección de su herencia cultural llevó incluso a que en 2008 terciara en la polémica el presidente, Nicolas Sarkzoy: "No podemos dejarnos despojar de nuestro patrimonio en beneficio de un gran operador por muy simpático que sea, por muy importante que sea, por muy americano que sea".

Ese "paso importante" al que se refiere Colombet previsiblemente será visto como una deserción en toda regla por las tres grandes casas de edición francesas (Gallimard, Flammarion y Albin Michel) que en mayo, siguiendo la estela de La Martinière, se lanzaron contra Google, al que reclaman 9,8 millones de euros en concepto de daños por la digitalización de casi 10.000 obras.

"Damos la bienvenida a la firma de este acuerdo con Google, que pone fin a cinco años de proceso judicial durante los cuales no hemos dejado de negociar. Es un acuerdo muy importante porque reafirma el respeto por los escritores en particular, y por los derechos de autor en general. También define los principios de la digitalización de obras descatalogadas y permite así que los lectores puedan volver a acceder a esa gran herencia cultural", ha explicado Hervé de La Martinière, presidente del grupo homónimo, en un comunicado.

En virtud de este pacto, La Martinière será la que diga qué libros se escanean y cuáles se retiran del archivo online. Además, la editorial gala podrá vender las obras actualmente descatalogadas en formato digital a través de Google eBooks.

Google ha escaneado más de 12 millones de libros en todo el mundo (muchos tras acuerdos diversos con bibliotecas públicas y universitarias). Su proyecto, no obstante, ha llegado a los tribunales en varios países y ha despertado críticas de editores, Gobiernos y expertos en derechos de autor que acusan al buscador de monopolio.