Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El festival de Cannes declara a Von Trier persona no grata por mostrar simpatía hacía Hitler

El director danés, durante la presentación de su última película, aseguró que el líder del nazismo le caía "simpático"

La organización del festival de Cannes ha declarado al director de cine danés Lars von Trier (Copenhague, 1956) "persona no grata, con efecto inmediato" por sus comentarios de ayer miércoles, en los que aseguraba: "La verdad es que entiendo a Hitler". Von Trier, durante la presentación de su última película, Melancholia, ante 300 periodistas, fue preguntado por unas declaraciones a una revista en las que mostraba su gusto por la estética nazi. Lo reconoció, pero de ahí paso a soltar sobre Hitler: "No puede decirse que fuera un tipo estupendo... pero me cae simpático".

Desde ese momento y, aunque Von Trier pidió posteriormente disculpas en un comunicado -"si he herido a alguien me disculpo sinceramente. No soy antisemita-", la dirección del festival empezó a recibir presiones muy fuertes para que se mostrara especialmente dura con el cineasta.

En esa línea, el Consejo Representativo de Instituciones Judías de Francia (CRIF) había emitido un comunicado en el que se mostraba horrorizado por las declaraciones antisemitas de Von Trier. "Sus palabras producen en toda su ignominia las tendencias más inquietantes de la actual banalización del nazismo y llevan a la idea de que, a pesar de algunos defectos, Hitler no era tan malo". El texto se mostraba especialmente duro con el danés, al señalar: "Lars von Trier no tiene nada que hacer en un festival de Cannes del que muchos de sus participantes habrían podido ser enviados sin problemas al campo de exterminio por Hitler, ese hombre por el que tiene tanta simpatía".

A pesar de las disculpas de Von Trier, el miércoles por la noche, el certamen ya comenzó a plantearse la expulsión del autor de Dogville. Y es que además de mostrar sus simpatías por el autor de Mi lucha se enredó más al intentar explicarse: "Bueno, no estoy a favor de la II Guerra Mundial y estoy a favor de los judíos... aunque no demasiado, porque Israel nos suele joder bastante".

Por su parte, el comunicado del festival señala que "ofrece a artistas de todo el mundo una tribuna excepcional para presentar sus obras y defender la libertad de expresión y creación"; sin embargo, muestra su "profundo pesar" porque Cannes "haya sido usado" por Von Trier para "expresar unos comentarios que son inaceptables, intolerables y contrarios a los ideales de la humanidad y generosidad que presiden" esta cita.

Su película sigue a concurso

Por lo tanto, la organización de Cannes "condena firmemente y declara a Lars Von Trier persona no grata" en el festival, aunque matiza que la cinta del danés sigue a concurso por la Palma de Oro. La decisión llega tras una reunión extraordinaria de la dirección del certamen a propuesta del director del festival, Gilles Jacob.

La decisión de Cannes supone de facto la ruptura del festival de cine más importante del mundo con uno de sus hijos predilectos, que logró la Palma de Oro en 2000 por Bailar en la oscuridad.

El ministro francés de Cultura, Frédéric Mitterrand, ha justificado la decisión del festival y ha tildado las declaraciones del realizador de "provocación inaceptable".