Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

Alberto Guijarro: "Los cachés de los artistas han bajado un 25%"

El responsable del Primavera Sound comenta las novedades de un festival que este año coincide con la final de la 'Champions'

Si algo no le falta al Primavera Sound de Barcelona es ambición. En 2010 cerró su décima edición con más de 100.000 visitas. Para la de este año, que se celebrará entre el 26 y el 29 de mayo, prevén más de 115.000. Y este crecimiento de asistentes se ve acompañado por otro en espacio. Un desarrollo necesario visto que el recinto del Parc del Forum empezaba a resultar estrecho: "Creo que el año pasado estuvimos a tope. Y los servicios estuvieron al límite. Un poco más hubiera sido saturación, pero salió bien. Por eso el espacio que se gana es para mejoras de servicios sobre todo", dice Alberto Guijarro, uno de los responsables del certamen.

Un aumento considerable. Durante los tres días grandes (jueves, viernes y sábado) el festival ocupará 22.000 metros cuadrados más, superando los límites del Parc del Forum. "Es un 30, casi un 40%, más grande. Nos inventamos sitios y salimos del recinto del Forum a una zona que está pegada. Al lado del mar, todo se va a la línea del mar". Para la jornada inicial, el miércoles, y la de cierre, el domingo, recuperan su antigua ubicación en el Poble Espanyol.

"Este año tenemos alrededor de 220 bandas, muchas de las cuales actúan dos veces"

No se sabe si la final de la Champions League provocará que se retrasen algunos conciertos: Va a ser una decisión técnica que se tomará con el ayuntamiento por razones de movilidad".

También crecen en presupuesto, de 5.400.000 euros a 6.100.000, y en número de bandas. "Este año alrededor de 220, muchas de las cuales actúan dos veces, lo que significa alrededor de 1.000 artistas con sus entradas, salidas, alojamiento, catering".

Todo esto lo maneja una estructura de 14 trabajadores durante todo el año, que se convierten en 1.500 la semana del festival. Y este año se han encontrado con un pequeño problema añadido. La final de la Champions League entre el Barça y el Manchester United se celebra en Wembley el sábado 28, a las 20.45. Posiblemente el día y la hora punta de todo el festival.

Pregunta. ¿Qué van a hacer con respecto a la final? Se especula con que se retrasarán los conciertos en los escenarios principales para que no coincidan con el partido.

Respuesta. No hay nada decidido. Por razones de movilidad, la decisión se tomará conjuntamente con el Ayuntamiento. Se trata de no crear muchos problemas de entrada y salida. Si de golpe quieren irse 15.000 personas podría ser complicado. Va a ser una decisión técnica. Ni futbolera ni musical.

P. ¿Qué tal es su relación con las instituciones?

R. En este momento, buena. La Generalitat nos ha ignorado durante años, pero esta edición firmamos un acuerdo. Apoyan toda la parte profesional y de mercado. Lo que hemos llamado Primavera Pro. Es un acuerdo para lograr que se transforme en lo que ya se está convirtiendo. Un mercado de música en vivo.

P. Es curioso, el año pasado, en su estreno, daba la impresión de que el área profesional no había funcionado.

R. Bueno, lo montamos en dos meses. Fue casi un proyecto piloto. Lo único que hicimos fue crear una base de datos de profesionales que ya iban. No hubo tiempo de hacer una labor comercial para captar profesionales. Nos dimos cuenta de que podía funcionar, pero que había que cambiar cosas. Además muchos países han querido participar con presencia institucional. Tenemos a Polonia, Chile, Canadá, Australia, Austria y Brasil. Es un área donde podemos crecer mucho en el futuro.

P. A partir de 2009, Pitchfork.com, posiblemente la web musical en inglés más influyente del mundo, comisaría un escenario en el Primavera. ¿Cuanto tiene esto que ver con el aumento de la repercusión internacional del certamen?

R. Mucho. La entrada de Pitchfork ha significado un salto muy importante en la internacionalización del Primavera Sound.

P. Están enamoradísimos de ustedes. En la crónica del año pasado llegaban a decir: "Llamarlo [al Parc del Forum] una ubicación idílica para un festival es, definitivamente, infravalorarlo".

R. Sí, es cierto [ríe]. Algunos mails son tan cariñosos que los reenvio, porque te sientes en plan, "Lee, lee. Mira lo que dicen". Este año van a rodar un documental del Primavera Sound. Nos lo plantearon diciendo: "Mira, por mucho que nos duela, porque nosotros tenemos un festival en Chicago, todas las bandas dicen que sois el mejor festival del mundo. Así que tenemos que hacer un documental".

P. Supongo que a nivel de contratación eso significa que las bandas se ofrecen para tocar en el festival.

R. Sí, muchas, cada vez más.

P. Eso debe ayudar a negociar los cachés.

R. Si, es verdad. A nivel caché, ayuda que quieran tocar. Pero para tener a los artistas más importantes terminas pagando cantidades también importantes. Claro que quizás serían mayores si fuéramos otro festival.

P. Hace tres años la competencia entre promotoras en España era tan dura que se hablaba de una "guerra de festivales" que hacía que subieran los cachés. Ahora que esa guerra ha remitido ¿han bajado?

R. Sí, los cachés en general han bajado. Entre un 25% y un 30% por lo menos. Ciertamente estaban hinchados.

P. Aun así, en Barcelona hay dos grandes festivales, el suyo y el Sónar, que se celebran con tres semanas de diferencia. Con el añadido de que si antes el Sónar estaba estrictamente orientado hacia la electrónica, ahora hay espacio para el pop. Y a la inversa, da la impresión de que la parte electrónica del Primavera es ahora más grande ¿Crea eso conflictos?

R. No. Hoy precisamente hemos estado juntos y no coincidimos en ningún grupo, algo que sí pasaba otros años. No solemos tener problemas con la contratación internacional. No nos encontramos con que los dos vamos a por el mismo grupo importante. Y tampoco es correcto decir que el Primavera Sound sea ahora más electrónico. En el Primavera siempre ha habido electrónica, pop, rock y todas las variantes que se cruzan. Lo que pasa es que este año hay más bandas en general. Tenemos más de 200. En el Sónar hay entre 85 y cien. Y al haber más bandas todos los estilos crecen. No las he contado pero a lo mejor hay 40 que tienen relación con la electrónica, el pop electrónico o el hip-hop. Pero no nos hemos ido a ningún estilo en concreto.

P. Y de todos los grupos de este año ¿cual es el que más ilusión le hace que venga?

R. De las grandes, Pulp y de los de culto, Glenn Branca. Es un personaje mítico en el ruidismo y el noise. Nadie hacía lo que él. Y creó un camino. Por ejemplo, el guitarrista de Sonic Youth fue un componente de la Glenn Branca Ensemble.

P. Por cierto, a dos semanas del festival, Pulp llevan su reunión en el más absoluto secreto. Aun no se sabe el set list y tampoco se ha visto ni una foto del grupo, ¿puede contarnos algo?

R. No, que va. De momento no han informado de nada.

P. ¿Y qué bandas nuevas recomienda?

R. De las internacionales, Twin Shadow o Blank Dogs. De las nacionales, los andaluces Tannhäuser. Eso por no mencionar bandas españolas como Triángulo de Amor Bizarro o Lüger, que están programados en los escenarios y a las horas de las bandas grandes a tener en cuenta. Yo creo que son dos de los artistas que tienen que aprovechar el Primavera para dar el salto.