Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 'oscar' culinarios honran a José Andrés

El cocinero español recibe el galardón más prestigioso de la restauración de EE UU

José Andrés le descubrió a Estados Unidos la cocina española y popularizó aquí las tapas. Ahora, EE UU ha reconocido su labor con un oscar culinario. Hoy, el chef asturiano ha recibido el más prestigioso galardón de la restauración norteamericana, concedido por la fundación James Beard de Nueva York. Se premia así no sólo su saber hacer, sino la filosofía subyacente de un exitoso empresario, que ha abierto restaurantes en Washington, Los Ángeles y Las Vegas y a quien destacadas personalidades políticas como Michelle Obama consultan regularmente en cuestiones de política alimentaria.

"Llegué a Estados Unidos hace 21 años y he cumplido mi sueño de descubrirle a este país la cocina española y el gran movimiento culinario creativo que hay en nuestro país", dice Andrés. "Es mi granito de arena". Tan humilde como visionario, el cocinero le resta importancia al prestigioso galardón para repartir méritos: "Si esto es un reconocimiento, lo es a la labor del maestro Ferran Adrià, que lo ha dato todo por la cocina española. Y al padre de la gastronomía nacional, Juan Mari Arzak". ¿Y si el premio debiera servir para algo? "Debería servir para que el gobierno siga promoviendo la cocina y los productos españoles en el extranjero. Nuestra cocina existe por una gran comunidad de ganaderos, de agricultores, de pescadores, de todos los que sustentan el sector".

La fundación James Beard nomina cada año a un grupo de chefs de EE UU que hayan estado en activo en los anteriores cinco años y que hayan renovado la industria y creado escuela. Un jurado compuesto por 500 expertos vota al que considera el mejor. El chef español ha vencido este año a otros grandes nombres del momento en la restauración estadounidense, como Gary Danko o Paul Kahan. Su emblema es Jaleo, un restaurante especializado en tapas, que es inmensamente popular en Washington y que recientemente ha abierto una sucursal en Las Vegas, en la que el plato estrella es la paella.

La de José Andrés es una personalidad arrolladora que hierve en la cocina y que sigue en ebullición fuera de ella. Semanalmente se reúne con políticos, participa en simposios y da conferencias en instituciones internacionales. Todo, con un claro objetivo: fomentar la alimentación sana y sostenible, contra el hambre y contra la obesidad. Ha logrado que en Washington se hable de la alimentación como una cuestión de seguridad nacional. Su próximo restaurante, Bazaar, abrirá en el hotel SLS de Miami. Pero no se detiene ahí. "Ahora ando impulsando la creación de un Instituto Culinario Español". Y deja de hablar. Le esperan en la sede de Unicef.