Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Firmas para liberar a Ai Weiwei

El Museo Guggenheim lanza una recogida internacional de firmas para solicitar la liberación del artista chino, detenido el pasado día 3 de abril

Apenas una semana después de la detención el pasado día tres de abril del artista y activista chino Ai Weiwei en el aeropuerto de Pekín, cuando se disponía a viajar a Hong Kong, el museo Guggenheim ha lanzado una campaña de recogida de firmas on-line expresando su preocupación y pidiendo su liberación inmediata. A la campaña, que a última hora del lunes había obtenido más de 16.000 adhesiones, se han sumado otras instituciones como el museo Tate Modern de Londres, el de Arte Moderno de Nueva York o el Instituto de Arte de Chicago.

En la petición, que dichas instituciones han publicitado a través de sus comunidades de seguidores en Facebook y Twitter en todo el mundo, los firmantes hacen pública su decepción por "las reticencias de China a la hora de cumplir su promesa de fomentar la creatividad y el pensamiento independiente", y hacen suyo el comunicado que el Comité Internacional de Museos de Arte Moderno (CIMAM) hizo el pasado día 6 de abril: "la detención de artistas y activistas no es sólamente inconsistente con el compromiso de China con las libertades fundamentales garantizadas por la Declaración Universal de los Derechos Humanos y su propia constitución, sino también con el compromiso del Gobierno chino, a través del Ministerio de Cultura, de promocionar todas las disciplinas artísticas y de anticipar ideas artísticas".

Weiwei, ahora conocido por el diseño del estadio olímpico de Pekín -que realizó en colaboración con los arquitectos Herzog y De Meuron-, es desde hace tiempo una figura destacada de la comunidad artística china. También crítico, comisario y diseñador, cuando Ai quiso utilizar su prestigio para denunciar la falta de libertades del régimen comenzó a tener problemas: arrestos domiciliarios, demolición de su estudio, problemas con la policía... Cuando estuvo en Barcelona, en octubre de 2009, para presentar su instalación en la Fundación Mies van der Rohe, aún tenía el rastro de la operación en la cabeza que tuvieron que hacerle de urgencia en Suiza a raíz de los golpes que la policia china le había propinado semanas atrás. Sin embargo, el ministerio de exteriores chino afirmó, el pasado viernes 8 de abril, estar investigando a Weiwei por presuntos delitos económicos.