Entrevista:

Mujer de poesía

Juana Castro recibe el Premio de la Crítica de poesía por su libro 'Cartas de enero', inédito aunque se incluyó en su antología 'Heredad'

Juana Castro (Villanueva de Córdoba, 1945), es una mujer que escribe poemas sobre su experiencia como mujer. Su libro Cartas de enero, inédito aunque se incluyó en su antología Heredad (Fundación José Manuel Lara), ha recibido el Premio de la Crítica de poesía. "Se va a conocer a una poeta que no está en ninguna antología y que ha sido un poco isla", dice Castro. "Los antólogos siempre cogen un margen de edades y yo siempre me he quedado fuera. Además, puede ser importante para que la temática experiencial de las mujeres parezca menos marciana. Como esa temática no está en la tradición poética, los poetas y a veces los críticos no la tienen en cuenta, parece que es algo menor". "Este premio me da mucha alegría", continúa, "porque, además, estoy pasando un racha mala en otros aspectos. La primavera parece muy bonita, pero no sé si con los años nos sienta mal".

Más información

Castro es maestra, columnista de opinión, crítica literaria y activista cultural. "Siempre escribo sobre las relaciones y las mujeres, del mundo y de las mujeres, de la vida y la mujer. Cartas de enero viene a cerrar el círculo de lo que he escrito hasta ahora. Cuando terminé de organizar la antología y añadí el libro vi que había una unidad y volvían los temas", explica. Estos son los motivos de su perspectiva femenina: "Las personas somos diversas y para mí la primera diferencia es entre hombre y mujer, porque al habitar un cuerpo diferente quizás tengamos también una forma diferente de ver las cosas, y otras experiencias. Todo eso está entreverado por la cultura, por la familia, por la geografía, por un montón de cosas. Así que la poesía hecha por una mujer es diferente, pero la llamada poesía femenina no existe como tal porque también influyen otros parámetros. Ser mujer es una variable más, y el arte tiene la capacidad de traspasar todas las fronteras, incluida la del género". Precisamente su condición de poeta deriva de su condición de mujer: "Yo quería ser novelista, pero siendo maestra y madre de familia, no disponía de tiempo continuado para escribir. La poesía, como la narración corta, se adapta a un tiempo fraccionado".

Un libro áspero y certero, intenso, a veces desgarrado. "He ido pasando por diferentes temáticas durante mi trayectoria. En los primeros tiempos he escrito poesía más sensual, cuando trataba del amor o cuando intente crear un mito femenino en Narcisia. Ahí estaba la sensualidad, incluso el erotismo. Pero ahora también estoy tratando el tema de la vejez, de la relación de la hija con la madre, de algunos temas que no estarían en la poesía si las mujeres no los trataran".

El premio le ha cogido en medio del festival Cosmopoética, en Córdoba, en el que participa. "Desde Góngora y el grupo Cántico, todo viene seguido. Posiblemente a los cordobeses nos viene la poesía con la luz y con el agua. Yo con la poesía, intento desentrañar el mundo, lo que no me encaja, lo que me interpela de alguna manera. No captar la belleza, sino el conflicto".

La poeta Juana Castro en el patio de la mezquita de Córdoba.
La poeta Juana Castro en el patio de la mezquita de Córdoba.SERGIO C. FANJUL

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción