Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Josep Soler, Premio Tomás Luis de Victoria de Música Iberoamericana

El compositor catalán gana el galardón más importante para autores de música vivos dotado con 60.000 euros

El compositor catalánJosep Soler (Villafranca del Penedès, Barcelona,1935) ha sido galardonado hoy con el Premio SGAE de la Música Iberoamericana Tomás Luis de Victoria al considerar el jurado la extraordiaria calidad de su "amplia y profunda" obra, fruto de su "rara y fascinante personalidad". El premio, instituido por la Sociedad General de Autores (SGAE) hace 11 años, es el mayor reconocimiento para autores vivos en el ámbito hispanoamericano, tanto por la categoría del jurado como por su dotación económica, de 60.000 euros.

Soler ha sido el ganador entre un total de 60 compositores finalistas provenientes de 16 países iberoamericanos. El jurado ha querido destacar en su fallo "la extraordinaria calidad" de la obra de Soler que, inserta en "la gran tradición de la música occidental y tocando todos los géneros", "revela un mundo creador de rara y fascinante personalidad, reflejo de lo cotidiano a lo trascendente, de las obsesiones y los anhelos del ser humano de nuestro tiempo".

El ganador de esta XI edición ha sido profesor en el Conservatorio Superior Municipal de Barcelona y después director del Conservatorio de Badalona (Barcelona). Es miembro de la Real Academia Catalana de Bellas Artes de San Jorge y entre sus premios destacan el de la Ópera de Montecarlo (1964), el Ciudad de Barcelona (1962 y 1978) y el del XIII Premio de Composición Oscar Esplá (Alicante, 1982). En 2001 recibió el Premio Nacional de Cultura (en Música) de la Generaitat de Cataluña y en 2009 el Premio Nacional de Música en la modalidad de composición.

Figura fundamental de la Generación del 51 en el ámbito barcelonés, Josep Soler es heredero de las tradiciones de la Segunda Escuela de Viena y creador de un sistema armónico personal sobre la base del acorde del comienzo del preludio de la ópera Tristán e Isolda, de Wagner. Es autor de unas 200 partituras, en las que la voz y la música de cámara, piano y órgano tienen especial relevancia, y ha publicado numerosos ensayos, traducciones y trabajos sobre creación musical.

Su dedicación a la ópera es única por su constancia y calidad en la España de la segunda mitad del siglo XX, y abarca una decena de obras como Edipo y Yocasta, cuyo estreno tuvo lugar en el Liceo de Barcelona en 1986, o Murillo, también en Barcelona en 1995. Más recientemente ha estrenado la obra escénica El Misteri de Sant Francesc (2006) y Paisatge nocturn para flauta y piano (2006).

El jurado ha estado integrado por el catedrático de musicología de la Universidad de la Sorbona de París Louis Jambou, la profesora de musicoogía de la Universidad de Oviedo Celsa Alonso, el director del Centro de Documentación de Música y Danza del INAEM Antonio Alvarez Cañibano, el director de la revista Scherzo, Luis Suñén, y el crítico Arturo Reverter.