Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La despedida de Saramago

El periodista Juan Cruz recomienda el último libro de la lista de EL PAÍS para el verano: 'Caín', del premio Nobel portugués

EL PAÍS ha preguntado a 30 escritores qué cinco libros meterían en la maleta para las vacaciones. Cuáles serían sus lecturas de verano ¿El resultado? Hemos hecho una clasificación con los más citados y te los recomendaremos cada día en 'Tentaciones de Verano'. Estira la toalla, es hora de leer.

Veinte años después de El evangelio según Jesucristo, José Saramago (Azinhaga, Santarém, Portugal, 1922 - Tías, Lanzarote, España, 2010) lanzó otro órdago literario en clave religiosa: Caín, su última novela. "Saramago en su más destilada manera de escribir", afirma el periodista y escritor Juan Cruz (Puerto de la Cruz, Tenerife, 27 de septiembre de 1948).

En esta novela, Saramago trata la religión con un "buen humor hiriente". La historia parte del destierro de Caín del paraíso, condenado a vagar durante toda la eternidad después de haber matado a su hermano Abel, el primer crimen humano. De la mano del protagonista, uno de los personajes más odiados del Antiguo Testamento, el autor recorrerá varios capítulos de esta parte de la Biblia ofreciendo una óptica muy distinta a la que estamos acostumbrados. "Su estilo alcanzó aquí la depuración de su ironía: darle la vuelta a la historia para romper sus tópicos", explica Juan Cruz.

El mayor logro de Saramago en Caín es que consigue contar una historia que se ha escuchado hasta la saciedad de tal forma que parezca novedosa y diferente. Acontecimientos como la conquista de Jericó, el Diluvio Universal o la caída de Sodoma son explicados y reinterpretados por el autor de una forma que contrasta con el texto original. Sucesos manchados de sangre que obedecen, según Saramago, a una historia escrita por un dios "caprichoso e irresponsable".

Saramago fue galardonado con el premio Nobel de Literatura en 1998 y es el máximo exponente de la literatura lusa.

Caín, José Saramago (Alfaguara)

Otros libros de José Saramago:

Ensayo sobre la ceguera (Alfaguara)

El viaje del elefante (Punto de lectura)

Somos cuentos de cuentos (Aguilar)

El hombre duplicado (Punto de lectura)

Los 30 libros recomendados para el verano

Esta es la lista definitiva de los libros recomendados por los escritores que ha consultado EL PAÍS. Desde éxitos de la novela negra hasta clásicos de la antigua Grecia, opciones para todos los gustos pero con el mismo fin: pasar un verano literario y aprender un poco con cada uno de ellos.

1. Verano, de J.M. Coetzee

2. Tiempo de vida, de Marcos Giralt Torrente

3. La noche de los tiempos, de Antonio Muñoz Molina

4. El día del juicio, de Salvatore Satta

5. La mujer en silencio, de Janet Malcolm

6. El esclavo, deIsaac Bashevis Singer

7. Moby Dick, de Hermann Melville

8. ¡Qué viva la música!, de Andres Gaicedo

9. Contraluz, deThomas Pynchon

10. El largo adiós, de Raymond Chandler

11. El libro de los niños, de A. S. Byatt

12. Maus, de Art Spiegelman

13. El silencio del bosque, de Tana French

14. Los números del elefante, de Jorge Díaz

15. Lo que esconde tu nombre,de Clara Sánchez

16. Predator, de Patricia Cornwell

17. Diario de un ama de casa desquiciada, de Sue Kaufman

18. Ensayos, de Stevenson

19. Oscuro Bosque Oscuro, de Jorge Volpi

20. Black, black, black, de Marta Sanz

21. Maletas perdidas, de Jordi Puntí

22. La velocidad de la oscuridad, de Elizabeth Moon

23. La Odisea, de Homero

24. La montaña mágica, deThomas Mann

25. Cuentos completos, de Virgilio Piñera

26. Micromegas, deVoltaire

27. La impaciencia del corazón, de Stefan Zweig

28. Las bibliotecas de Dédalo, de Enis Batur

29. El tercer hombre, de Graham Greene

30. Caín, de José Saramago

Juan Cruz: "Leer 'La peste' no es solo un consejo sino un consuelo"

Juan Cruz (Puerto de la Cruz, Tenerife, 27 de septiembre de 1948) es escritor, periodista y adjunto a la dirección de EL PAÍS. Además de Saramago, sugiere leer a Camus:

La peste, Albert Camus (Gallimard)

"Una metáfora brutal de la podredumbre humana, de la avasalladora catástrofe que se nos avecina siempre. Leer este libro clásico es no sólo un consejo sino un consuelo: en medio de tanto libro veloz, esta detenida mirada sobre el desastre es un lúcido testimonio de la naturaleza humana. Imprescindible".

Más información