Una adolescencia torpe y tierna

José Manuel Carrasco se estrena en el largometraje con la película 'El diario de Carlota'

La adolescencia de José Manuel Carrasco fue atormentada. Todo se lo cuestionaba. Tenía malos rollos. Ahora, con 31 años, este madrileño, nacido en Francia y criado en Murcia, ha realizado un viaje personal a los años más lúcidos y divertidos de su adolescencia. Y lo ha hecho con su primer largometraje El diario de Carlota, que se estrena hoy en los cines. "He vivido las cosas que entonces me perdí. De alguna manera, he recuperado una etapa de mi vida que creí haber perdido", asegura el realizador. Y todo gracias a la visión tierna y torpe de Carlota, una joven de 16 años que va descubriendo la sexualidad. Basado en los diarios de Carlota de la escritora Gemma Lienas, el filme da el protagonismo absoluto a las mujeres, algo que entusiasma a su director. "Son las chicas las que toman las decisiones, las que llevan el poder en las relaciones emocionales y sexuales con los chicos. Es algo que me atraía mucho. Los libros de Lienas tienen claramente un tono muy educativo, pedagógico; para la película había que crear una historia dramática que en el original es mucho más esquemática", asegura el director de cortos como Comedia anónima o Padam.

Lo que empezó como un encargo de la productora Tornasol Films se convirtió pronto en algo muy personal para Carrasco. Involucrado en el guión junto a Roberto Santiago, el realizador tuvo muy claro desde el principio ese enfoque tierno y cariñoso, bien alejado de todos los tormentos y problemas más graves de algunos adolescentes. "Los temas más problemáticos ya están más que narrados, me gusta ese aspecto de acercarme a la ternura y la torpeza de la adolescencia, una época de iniciación a la vida en la que todo es torpe, el sexo, la traición, las relaciones. Quería ver la adolescencia desde la dulzura, creo que ahí está el verdadero encanto".

El diario de Carlota, protagonizado por Andrea Ros, Lidia Fiaren, Lorena Mateo, Maxi Iglesias y David Castillo, está dirigido, según su director, a todo tipo de público. "Yo siempre digo que trabajo para el público, lo tengo bien presente siempre. Creo que la película trata temas que puede ver gente de todas las edades, desde abuelos a padres e hijos". Ahora no está excesivamente nervioso -"lo difícil ya lo he pasado"- y ahora solo aspira y desea a que el público conecte con el filme. "Lo que pase con mi futuro ya se verá, lo que tenga que venir ya vendrá, ahora solo quiero que a la gente le guste la propuesta".

Lo más visto en...

Top 50