Getxo se llena de jazz

El festival ofrece cada tarde cinco horas de música - Los conciertos en el escenario se rodean de actuaciones gratuitas en la calle

La música de jazz competía ayer en Getxo con una intensa tarde de fútbol, con la desventaja de la amenaza de tormenta. En la plaza del Metro de Algorta comenzó a sonar en directo a las siete de la tarde el cuarteto alemán Mit4spiel5. Era uno de los conciertos gratuitos que sirve de entrada a otra larga velada musical del Festival de Jazz de Getxo, que seguirá hasta mañana con su programación. Poco después por las calles de Algorta comenzó el pasacalles jazzístico de la Broken Brothers Brass Band. El jazz continuó luego, como cada noche, en el concierto de la plaza de Biotz Alai con la participación de GDJazz 4tet en el concurso de grupos antes de la estrella de la jornada, el quinteto del trompetista Dave Douglas. En total, cinco horas de música, en distintos puntos, para distintos públicos.

El concurso internacional de grupos es la 'niña bonita' del programa
La organización espera que en el tramo final se roce el "no hay billetes"

El director del festival, Iñaki Saitua, que el jazz en Getxo ha sido siempre callejero. "Hay un público fiel, alrededor del 10% de las 1.100 del aforo, que cada año compra el abono para todos los conciertos. Otra buena parte es un público habitual que sabe que es lo que va a escuchar", explica. "Pero el Festival de Getxo siempre ha sido callejero. Hemos buscado que la música se diluya en la calle, que la gente se encuentre con el jazz en la calle, que escuchen y se vayan aficionando".

En Getxo durante los cinco días de festival hay desfiles de una marching band, se repiten cada años las jam sessions en el mismo pub irlandés, y la sección Tercer Milenio gana público en sus actuaciones de la plaza del Metro de Algorta. Es la misma fórmula desde hace décadas, pero la niña bonita de la organización sigue siendo el concurso de grupos. Comenzó en 1986 limitado a grupos españoles. Cuajó y fue ampliado a bandas de toda Europa. La dotación económica fue engordando y ya llega a los 3.800 euros para el ganador. Pero el concurso tiene otros atractivos para los participantes: el mejor grupo graba un disco y la organización les facilita la contratación en otras plazas. El limite de edad para los participantes es de 30 años, pero también han tenido bandas con chicos de 16. "El concurso marcó la diferencia de Getxo frente a otros festivales", recuerda Saitua. "Son gente joven, muy bien preparada en los conservatorios, prácticamente profesionales, con nuevas ideas"

El primer concierto del programa logró vender 800 entradas. El segundo llegó a las mil. Saitua confía en que el festival siga la línea ascendente y roce el "no hay billetes" en los conciertos de hoy y mañana. Son los nombres de más tirón: Dee Dee Bridgewater (hoy) y David Sanborn (mañana).

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS