Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adrià prefiere la influencia al éxito

El famoso chef prepara la apertura de un restaurante en Barcelona

A pocos días de abrir la penúltima temporada de El Bulli, Ferran Adrià mantiene un actividad pública frenética. Esta mañana, en una entrevista con TV-3 ha adelantado que piensa abrir con su hermano un restaurante en Barcelona en el que habrá tapas y platos elaborados, pero sin la sofisticación de El Bulli. Y el jueves por la noche explicó ante los estudiantes de la Universitat Pompeu Fabra las claves que le han llevado a lo más alto en el mundo de la cocina, resaltando la importancia de la ética y el trabajo en la práctica profesional: "Lo importante no es ser el mejor, sino el más influyente. Aparecer en la portada del New York Times en 2003 fue, probablemente, más valioso que ser nombrado el mejor chef del mundo".

Acompañado por la directora de TV-3, Mónica Terribas, el filósofo Rafael Argullol y la periodista Milagros Pérez Oliva, moderadora del acto, Adrià inauguró el ciclo de debates UPF Món que, con el título: "Liderazgo y excelencia en tiempos de máxima competencia", se celebró en el auditorio del campus de la Ciutadella de la Universidad Pompeu Fabra. Todos ellos coincidieron en resaltar que el esfuerzo y el trabajo siguen siendo las guías principales para llegar a lo más alto, "que no consiste simplemente en el éxito material sino en su relación con la verdad", explico Argullol.

En el acto, inaugurado por la presidenta del consejo social de la UPF, Nuria Basi, uno de los temas estrella fueron los medios de comunicación actuales, cuyas actuaciones, señaló Terribas, "parecen más enfocadas al beneficio o al índice de audiencia que a la verdadera vocación que deben tener: servir al público".

En la entrevista en TV-3, Adrià se explayó un poco más con la anunciada apertura de su restaurante en Barcelona. "Habrá un lugar de comida de Ferran y Albert Adrià dentro de poco en Barcelona", indicó."Soy de L'Hospitalet y queremos tener un lugar al que ir con los amigos dónde la gente respire la actitud gastronómica, que puede ir de unas croquetas a una tortilla de ostras". Con todo, sostuvo que "la cocina de El Bulli nunca más saldrá de El Bulli".

Este año las reservas ya están cerradas y en diciembre abrirán la lista para las de su último año. En 2012, el mítico restaurante cerrará durante dos años para transformarse en una fundación de investigación. "Es como si los arquitectos Foster o Ghery cerrasen su estudio, cogieran a 30 becarios y colgaran en internet su creatividad para todo el mundo", indicó. "Es una locura, pero nosotros lo haremos. Colgaremos en internet la creatividad del día anterior. No cobraremos derechos de autor porque devolvemos a la sociedad lo que nos ha dado."