Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cantaora Argentina presenta nuevo trabajo discográfico

'Las minas de Egipto' sigue la línea de su primer disco, flamenco fresco con tradición

Argentina (Huelva, 1984), cantaora joven de nombre exótico, tiene nueva carta de presentación. Es la segunda. La primera, publicada en 2006 le permitió hacerse un hueco en los escenarios andaluces del circuito flamenco. Con este segundo trabajo discográfico, titulado Las minas de Egipto por una soleá que cantaba Rosalía de Triana y que ella ha querido rescatar por la evocación de lo exótico, sigue la senda abierta por el primero. Cante tradicional, el de siempre, combinado con palos más frescos, rodeada de instrumentos y músicos jóvenes como ella, coordinados por el guitarrista y productor jerezano José Quevedo, Bolita, también productor del primer disco de la cantaora. "Es un disco tanto para el aficionado como para el que no conoce el mundo del flamenco, un buen concepto de disco que no conoce el flamenco tradicional", explica.

Argentina María López Tristancho, que así es su nombre completo, posee una voz poderosa, educada en la Fundación Cristina Heeren (una especie de conservatorio flamenco situado en Sevilla), con un eco propio de resonancias clásicas. Aquellos que le hayan visto actuar habrán comprobado que además de su metal poderoso, Argentina cuenta con una fuerte presencia escénica. Ella no se achica en el escenario, es una cantaora que gusta de cuidar los detalles: sus vestuarios, que elige con intención, o su gestualidad. "Creo los detalles son importantes porque también te engrandecen como artista".

Admiradora de los cantaores clásicos, pero también de contemporáneos como el Lebrijano o Carmen Linares ("me encantaría ser una señora del cante y tener la elegancia que tiene ella encima del escenario y abajo también") no está preocupada por la crisis, ni cree que le hayan tocado tiempos peores que otros. "La crisis nos está afectando a todos, pero creo que mirando un poco fríamente el flamenco está en un buen momento, hay muchísimos jóvenes que quieren aprender con ganas, con ilusión..."

Ella está lista para demostrarle al mundo esas ganas, una vez más. Lo hará pronto en su tierra natal, en el Gran Teatro de Huelva, el próximo 19 de marzo. Más adelante lo hará en la SUMA Flamenca de Madrid (18 de junio en los Teatros del Canal) y en la Bienal de Sevilla (25 de septiembre), festivales de prestigio.