Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las sociedades de gestión de derechos piden la reprobación del presidente de Competencia

SGAE, CEDRO, AIE y AGEDI constituyen la plataforma Ibercrea y acusan a Berenguer de oportunismo, parcialidad y falta de rigor

Se llama Luis Berenguer. Es presidente de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) y, desde hoy, enemigo público declarado de las sociedades de gestión de derechos. La recién constituida Ibercrea, que agrupa a las entidades AIE, AGEDI, CEDRO y SGAE, le acusan de oportunismo, de falta de rigor, de manejar datos inciertos y de absoluta parcialidad. La razón de tan graves acusaciones es el informe que emitió el CNC en el que acusaba a las sociedades de crear un monopolio, y de aplicar unas tarifas opacas y abusivas.

La entidades estiman que la actitud de Berenguer y sus declaraciones a medios de comunicación le hacen incompatible para sustanciar denuncias que lleguen a la CNC (el antiguo Tribunal de Defensa de la Competencia) por lo que exigen una rectificación. El presidente de Ibercrea, Manuel Medina, se reunirá el próximo 1 de febrero con Berenguer para pedirle aclaraciones.

"La parcialidad de las opiniones de la CNC y las declaraciones cuasi-condenatorias de su presidente son incompatibles con el respeto a la presunción de inocencia que debe garantizar esta Autoridad en el enjuiciamiento de las entidades de gestión en cualesquiera conflictos futuros que sean sometidos a su conocimiento", señala un amplio manifiesto, leído por Medina, que intenta desmontar una por una todas las acusaciones del informe.

En primer lugar, critica que la CNC haya realizado este informe de oficio, sin que haya mediado petición de instancia ni denuncia alguna. Consideran este informe "oportunista", porque coincidió con la comparecencia de los representantes de las entidades de gestión ante la subcomisión de Cultura del Congreso de los Diputados que está preparando un dictamen para la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual. Y además lo tildan de intrusito "porque emite opiniones peyorativas sin fundamentos argumentales y jurídicos que dañan la reputación de las entidades de manera arbitraria". "Ni hay monopolio, ni lo estamos pidiendo", aclaró Manuel Medina.

Sin embargo, Medina no se quiso pronunciar acerca de si detrás de ese informe había "intereses ocultos" o un posible lobby tal y como señalaron ayer en la subcomisión del Congreso los representantes tanto de la SGAE como de CEDRO.

Frente a la petición del CNC de que se desmonte el sistema de gestión colectivo, permitiendo la negociación individual, Ibercrea indica que ese es el sistema más eficiente y es "general y aceptado de modo pacífico", en toda Europa. También aseguran que las tarifas que cobran a los usuarios no son arbitrarias, sino que se fijan sectorialmente, y distinguen entre tarifas por uso y por disponibilidad, y están en la media europea, por debajo de las que se aplican en Alemania, Francia, Reino Unido e Italia. "Es también incierta la falta de transparencia porque la información sobre repertorios, tarifas, modelos de contratos está a disposición pública".

Ibercrea avala toda su réplica en el informe de la Agencia Estatal de Evaluación de las Políticas Públicas y la Calidad de los Servicios sobre "Evaluación del Sistema de Gestión Colectiva de los Derechos de Propiedad Intelectual" de 2008, encargado por el Ministerio de Administraciones Públicas que respaldaba la labor de las entidades y la corrección de la gestión.

La nueva asociación, que "nace para informar y dar a conocer" la labor de las entidades de gestión de derechos, estima conveniente el actual régimen de autorizaciones administrativas del Ministerio de Cultura, y apela a que sólo el Parlamento puede reformar la actual Ley de Propiedad Intelectual, "sin que dictámenes como el emitido por la CNC coarten o condicionen el escrupuloso respeto a la discusión legislativa".