Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La industria cultural exige a Zapatero que no dé marcha atrás en la 'ley antidescargas'

El presidente de la Coalición de Creadores señala que los únicos representantes de la Red son la Asociación de Usuarios de Internet y las organizaciones de Consumidores

El sector cultural en pleno, convocado por la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, se ha reunido hoy en Madrid para hacer pública una carta abierta remitida al presidente del Gobierno, José luis Rodríguez Zapatero, en la que le exigen que no dé marcha atrás en al llamada ley antidescargas contenida en la disposición final del anteproyecto de la Ley de Economía Sostenible y que autoriza el bloqueo de webs de enlaces a contenidos protegidos por derechos de autor por parte de una comisión administrativa, sin autorización judicial previa.

Los firmantes, que engloban la industria musical, cinematográfica, editorial y de videojuegos (ADIVAN, ADICAN, SGAE, CEDRO, PROMUSICAE, EGEDA, ADESE, FAP, entre otros) reclaman a Zapatero "respeto", "seguridad" y "dignidad" para que "esta sangría se acabe ya". "No podemos permitirnos otra generación orgullosa de su tecnología y que desprecie la cultura que disfruta con ella", señala la carta.

"Señor Presidente, los creadores y las industrias de la cultura ofrecemos nuestro empeño para que la sociedad española aprecie en su justa medida que lo que hacemos tiene valor, también económico. Por eso necesitamos y apoyamos que se establezca una regulación que acabe con la piratería digital. Nos parece valiente y proporcionado impedir la actual competencia desleal de quienes se apropian o enriquecen en la Red con obras robadas a sus creadores y titulares, aprovechando vacíos legales e innovaciones tecnológicas. Y nos parece adecuado que se haga con todas las garantías legales, incluso para los que vulneran sin escrúpulos nuestros derechos", indica la misiva.

La carta abierta a Zapatero se produce después de que el presidente del Ejecutivo, ante el revuelo provocado por el anteproyecto de ley, intentara aplacar los ánimos señalando que "No se cerraría ninguna web", aunque ni él, ni ningún otro miembro del Ejecutivo ha afirmado que vayan a retirar la polémica disposición final que trata de regular las páginas de descargas..

El presidente de la Coalición, Aldo Olcese, antes del comienzo de al reunión, señaló que con esta iniciativa pretenden que tanto el presidente del Gobierno "no de marcha atrás en ninguno de los aspectos de la ley", que calificó de "mínimos", aunque no aclaró el controvertido asunto de la tutela judicial del proceso. "El procedimiento debe estar dotado de garantías judiciales suficientes. No somos quien para decir cuáles son esas garantías judiciales suficientes. El Gobierno debe ser sensible a las peticiones de la industria cultura. Y exigimos que las medidas que adopten sean efectivas; lo que no estamos dispuestos a aceptar es que se haga algo de cara a la galería, que no tenga efectividad y que no sirva para luchar contra la piratería", indicó Olcese.

Olcese añadió que están dispuestos a abrir un proceso de diálogo con los internautas y quienes los representan, pero negó que sean interlocutores válidos los promotores del Manifiesto por los derechos fundamentales en Internet que se reunieron con la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde. "Estamos dialogando con el sector de los usuarios de Internet que tenga representatividad social. No vamos a dialogar con grupos aislados que no se sabe bien a quien representan". Olcese citó como representantes "válidos" a la Asociación de Usuarios de Internet y las organizaciones de consumidores, que no estuvieron en la reunión con la Ministra.