Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leibovitz, demandada por una deuda de 17 millones de euros

La célebre fotógrafa pidió un crédito a la entidad privada Art Capital Group para pagar un préstamo hipotecario

La fotógrafa de famosos Annie Leibovitz ha sido demandada por una empresa de banca privada, que le prestó 24 millones de dólares (17 millones de euros) para hacer frente a un crédito hipotecario. El aval para el millonario préstamo fue el valor de toda la colección y propiedades de la fotógrafa quien ahora, según el demandante, habría roto los términos del acuerdo de préstamo. En una demanda presentada esta semana ante el Tribunal Supremo del Estado de Nueva York, Art Capital Group pidió a un juez que obligue a Leibovitz a que coopere con la persona encargada de vender sus derechos de autor y organizar la venta de sus propiedades, para que pueda pagar el préstamo.

En un comunicado, un portavoz de la fotógrafa definió las acusaciones como "falsas". Leibovitz, de 59 años y que ha fotografiado a todo el mundo, desde Michelle Obama o la reina Isabel II hasta a Demi Moore desnuda y con un avanzado embarazo, acudió a Art Capital en junio del año pasado por su "grave situación financiera", señaló la demanda. En un principio obtuvo un préstamo de 22 millones de dólares (15,6 millones de euros) de American Photography, una filial de Art Capital Group. Más tarde, esta cifra aumentó a 24 millones de dólares.

La demanda por incumplimiento de contrato acusa a Leibovitz de una "conducta descaradamente engañosa" y pide que se la obligue a facilitar el acceso a agentes inmobiliarios a sus residencias en Manhattan y en Rhinebeck, Nueva York, para que sean vendidas y el dinero se use en el pago del préstamo. La abogada de Leibovitz, Rachel Williams, se negó a realizar comentarios.

"En relación a la negociación (...) del crédito de 22 millones de dólares, Leibovitz discutió y reconoció que sería posible que su arte, propiedades intelectuales y activos inmobiliarios, todos colaterales en el préstamo, tuvieran que venderse como parte del proceso de reestructuración financiera", sostuvo la demanda. Desde entonces, Leibovitz se ha negado a reunirse con las partes interesadas en comprar su colección de fotografías y ha impedido el acceso a sus propiedades, en una falta al contrato con Art Capital, añadió el texto legal.

Por su parte, el portavoz de Leibovitz afirmó que la denuncia "forma parte del acoso continuo de Art Capital y de sus esfuerzos por llamar la atención". "Ha habido tensión y disputas desde el comienzo", indicaba el comunicado. "Por ahora, su atención permanece en su fotografía y en seguir organizando sus finanzas", agregó el portavoz.