Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Héroes grabados con teléfono móvil

El director del documental 'Malta Radio' habla de su convivencia con 51 inmigrantes y los tripulantes del pesquero que les rescató del mar

En cuanto vio en las noticias aquel pesquero hasta arriba de inmigrantes, Manuel Menchón supo que tenía que contar esa historia. Los 10 marineros del Francisco y Catalina habían rescatado de su deriva en patera a 51 eritreos, pero el Gobierno de Malta les impedía desembarcar. El calor apretaba. Las provisiones escaseaban. Chocaban "el instinto humano de salvar una vida frente a la burocracia de los gobiernos", en palabras del director de Malta Radio. El documental se estrena en un par de salas de Barcelona y Santa Pola (Alicante). También puede verse, por 1,74 euros, en la web www.filmotech.com.

Durante ocho días, los que duró esa convivencia, recibieron la atención de los informativos de aquel julio de 2006. Pero hay muchas imágenes que aún no se han visto. Las más novedosas son las grabadas con teléfono móvil por los marineros, que permiten asistir al momento en que divisaron la pequeña embarcación, o a la hazaña que supuso el rescate en helicóptero de la única niña. "La calidad puede parecer cutre, pero es un lujo tener ese material", explica Menchón. El realizador se puso en contacto con la tripulación para que le permitieran subir al barco. Llegó a Malta a tiempo para grabar las lágrimas del capitán al despedirse de sus nuevos compañeros. Y compartió con los pescadores el viaje de vuelta, que grabó en alta definición.

Las entrevistas revelan las dudas de la tripulación sobre si recoger o no a los inmigrantes (algunos temían que los atacaran, dada su superioridad numérica; o incluso que se les acusara de tráfico de personas). También la tristeza de los subsaharianos que huyeron en busca de una vida mejor y por poco perecieron en el "ataúd sin puerta" que es para ellos el mar. "No merece la pena el viaje", afirma un joven que nunca más ha vuelto a ver a su hija. Cuando el Francisco y Catalina se topó con ellos, a diez horas del puerto más cercano, llevaban cinco días sin gasolina, dos sin comida y uno sin agua.

Algo más que un documental social

"No quería hacer algo limitado a una noticia, sino una película de viajes", cuenta Menchón. "Creo que va más allá de un documental social. Es más poético, aborda temas como las despedidas y los encuentros". Al final del trayecto, una algarabía de familiares y periodistas recibía en Santa Pola a los diez marineros, poco después condecorados con la Medalla al Mérito Civil. Ellos, en cambio, no se sienten héroes: entienden que salvar a un náufrago en el mar es su obligación. ¿Y qué hay de los otros 51 pasajeros, para el director los "auténticos héroes"? Nadie los esperó en ninguna parte. Los repartieron entre Andorra, Italia, Malta y España. Quizá por eso este realizador publicitario ha dedicado el documental (en el que ha invertido tres años de su vida y todos sus ahorros) "a los que lo lograron y a los que lo intentarán".