El TSJCV considera que es imposible demoler las obras de restauración del Teatro Romano de Sagunto

El fallo argumenta que la restauración aprobada en 1988 "no sería contraria a derecho con la normativa actual".

La sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha estimado que existe "causa de imposibilidad legal" para ejecutar la sentencia del Tribunal Supremo del año 2000, por la que se ordenaba revertir las obras realizadas en el Teatro Romano de Sagunto (Valencia) a su estado original. Las obras de rehabilitación fueron ejecutadas por los arquitectos Giorgio Grassi y Manuel Portaceli.

La sala ha estimado el incidente de inejecución de sentencia planteado por la Generalitat valenciana en el que se solicitaba no llevar a cabo por "imposibilidad legal y material" la decisión de revertir las obras en un plazo de 18 meses. El fallo argumenta que el proyecto de restauración aprobado para el Teatro Romano en 1988 "no sería contrario a derecho con la normativa actual".

Los servicios jurídicos de la Abogacía de la Generalitat presentaron en octubre de 2008 ante el TSJ de la Comunidad Valenciana el "incidente de inejecución" de la sentencia para la legalización de aquellas obras, , mientras que el abogado Juan Marco Molines, en su día diputado del PP, exigía cumplir la sentencia que ordenaba levantar las gradas de mármol y rebajar la pared del escenario.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción