Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Huntington, autor de 'El choque de civilizaciones'

El politólogo estadounidense falleció el pasado 24 de diciembre, según anuncia la Universidad de Harvard en su página web

La Universidad de Harvard ha anunciado la muerte del politólogo Samuel P. Huntington a los 81 años de edad. Según recoge la universidad estadounidense en su página web, Huntington, célebre por acuñar el concepto del choque de civilizaciones, murió el pasado 24 de diciembre en Martha's Vineyard (EE UU).

Huntington, nacido en Nueva York en 1927, se había retirado de la enseñanza en 2007, tras 58 años de ejercicio docente en la Universidad de Harvard. En los 17 libros en los que participó como autor o editor, y en sus más de 90 artículos; dejó su visión sobre temas como la democratización, el gobierno estadounidense, la política militar o las relaciones entre los poderes civiles y militares.

Henry Rosovsky, colega suyo en Harvard, le define en la web de la Universidad como "uno de los politólogos más influyentes de los últimos 50 años". "Cada uno de sus libros tenía impacto" añade Rosovsky.

Autor del 'choque de civilizaciones'

Sin embargo, es un libro concreto, vinculado a un concepto, por el que más se recordará a Huntington. En su obraEl choque de civilizaciones y la reconfiguración del orden mundial (Paidós), publicada por primera vez en EE UU el año 1996, legó el polémico concepto del choque de civilizaciones.

La idea, avanzada por el propio autor tres años antes de la publicación del libro en un artículo de la revista Foreign Affairs, consiste en señalar que la Tierra está poblada por unas pocas civilizaciones -occidental, latinoamericana, ortodoxa, africana, musulmana, sínica, budista y japonesa- que se corresponden a grandes rasgos con las principales religiones, y que se pelean entre sí.

Con ese concepto, Huntington pretendía explicar los cambios sucedidos en el mundo tras la caída del muro de Berlín en 1989, que suponía también, siguiendo al autor, el final de un época marcada por los enfrentamientos ideológicos entre bloques.

Pese a que su concepto ha hecho suerte entre numerosos analistas, sobre todo tras los atentados contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, también ha suscitado numerosas críticas por plantear los conflictos interreligiosos como prácticamente inevitables y por la dificultad para encajar algunas realidades en su esquema de civilizaciones.