"Sé que mi película va a interesar a la Academia de cine de EEUU"

El filme 'Los girasoles ciegos', de José Luis Cuerda, preseleccionado para optar a un Oscar de Hollywood

Los personajes "sólidos, poliédricos y complejos" del filme Los girasoles ciegos, del cineasta español José Luis Cuerda, van a interesar a los académicos de cine de Estados Unidos. Ésa es la opinión que el exultante director de cine ha trasladado hoy a ELPAÍS.com por vía telefónica, una vez que la Academia española de cine ha elegido su película para luchar por la estatuilla.

Cuerda es prudente: "No nos engañemos. Tenemos una entre 95 posibilidades de que pasemos el corte el próximo 22 de enero; pero yo sé que la película les va a interesar. Lo sé porque en el Festival de Toronto he visto reaccionar a los académicos norteamericanos".

El cineasta, cuya cinta se ha impuesto a Siete mesas de billar francés, de Gracia Querejeta, y a Sangre de mayo, de José Luis Garci; tiene hoy muy presentes a Alberto Méndez, fallecido autor de la novela en la que se basa su película, y a Rafael Azcona, también recientemente fallecido. "Rafael se estaría riendo a carcajadas con esta noticia. De ganar, no se hubiera venido con nosotros a Los Ángeles, pero se hubiera divertido mucho. Todavía este país no es consciente de lo que ha perdido con la muerte de Rafael Azcona".

Más información

Los girasoles ciegos es un filme que narra las vidas trenzadas de personas cuya existencia quedó alterada para siempre por la Guerra Civil. Esa guerra no ha sido todavía suficientemente contada por el cine, en opinión de Cuerda. "Se han hecho poquísimas películas sobre la Guerra Civil. No me extraña, dada la mala prensa que la prensa da a ese tema y con tanta gente como hay que no quiere que sepa la verdad; la iglesia católica la primera. Quieren tapar la verdad porque si se conoce lo que hicieron saldrían perdiendo".

La cinta está protagonizada por Maribel Verdú, Javier Cámara y Raúl Arévalo. Sus personajes luchan contra sus propios sentimientos y la represión que impone la moralidad nacional-católica del franquismo. "En Estados Unidos no van a tener ningún problema para entender la película. Ellos tuvieron una terrible guerra civil; son expertos en guerras y conocen estupendamente a la iglesia católica, que ha tenido que gastarse millones para lavar su reputación allí", señala el cineasta.

Lo más visto en...

Top 50