Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Una metamorfosis con pellizco

Los músicos de Mártires del compás presentan su nuevo proyecto, Pellizco, junto a la cantante María José 'Luna'

Comenzar de cero después de 13 años de éxito no es fácil. Julio Revilla, Jesús Díaz, Alberto Álvarez y Manolo Soto, columna vertebral y músicos del desaparecido grupo Mártires del compás, lo saben. Junto a Chico Ocaña grabaron siete discos, pisaron algunos de los escenarios y festivales más importantes del panorama internacional y cumplieron sueños profesionales, como compartir tres días de música con Andy Summer, guitarrista de The Police. Y un buen día, Ocaña decidió marcharse y el proyecto se cerró de pronto, con un disco listo para salir al mercado y en medio de una gira.

Ellos decidieron seguir adelante con un proyecto nuevo que ahora se presenta con su primer trabajo, Cuando me tiras de la lengua, bajo el nombre de Pellizco, con una nueva cantante, María José López, Luna. Julio Revilla, guitarrista, lo explica como un gusano que se mete en el capullo y después de un tiempecito lo rompe convertido en mariposa. Y de esa metamorfosis ha surgido una propuesta nueva, aunque con una cierta herencia del proyecto anterior en lo musical. Después de presentarse en Sevilla, ciudad base del grupo, antes del verano, esta noche se presenta en Vic, en el Mercat de las Músicas Vivas (escenario Sucre 2). Mañana viernes lo hará en la Fnac de L'Ille de Barcelona.

"El disco ha salido niña", dice Manolo Soto, Noly, guitarrista flamenco del grupo. "Y además, niña rabiosa", añade Alberto Álvarez, responsable de las percusiones. Cuando me tiras de la lengua, un disco autoproducido, que aparece bajo el sello Kalentura Producciones, creado para la ocasión, y que cuenta con un título bastante explícito de las letras que se van a encontrar en él. "Después de que se disolvió Mártires decidimos quedarnos los mismos músicos y hacer unas pruebas con María José, que ya la conocíamos, y en seguida se puso en marcha toda la maquinaria", aclara Jesús Díaz, bajista del grupo. "El disco habla un poco de la vida, de las tiranteces que existen entre las parejas, entre las personas, de cuando la vida te lleva a una situación en la que a lo mejor tú no querías estar pero de la que sales adelante", añade Julio Revilla, guitarrista del grupo. La cantante va un poco más allá: "En ese momento tienes que sacar lo que llevas dentro, que es toda la rabia y todas las ganas del mundo".

Letras de rabia siempre desde el punto de vista femenino, porque la única mujer de la formación es la responsable de las letras. "A nosotros nos gusta que nos metan caña, que si no nos dicen las cosas como son, no nos enteramos", añade Julio, aunque son letras con una doble lectura: "Teníamos que poner un poco la perspectiva de nuestra vida, de nuestras vivencias con las parejas, con las relaciones profesionales... Pero porque ha salido así, el próximo disco que se llame Algodón de azúcar y hable de golosinas, yo qué sé. Es que además para ponerte duro tiene que haber cayo, si no hay cayo no hay rock'n'roll".

Flamenco asilveatrao

Unas letras que suenan por "flamenco asilvestrao", según lo define el mismo Revilla. Bulerías, bamberas, soleares, guajiras y tanguillos que aportan los más flamencos del grupo, Noly y María José, que antes de unirse al proyecto contaba con una trayectoria de largo recorrido acompañando a músicos como Ojos de Brujo, Albert Pla, Carles Benavent o como cantaora en el Teatro Nacional de Toulousse. "El ADN de la música está ahí, no son otras personas ni son otros músicos ni otra forma de entender la música", aclara ella. "Lo que cambia es la tesitura mía de voz, las letras, que son un poco más femeninas". Ella reconoce que no es sólo lo que le gusta, sino lo que ha hecho toda la vida. "Yo no sé cantar rock, no lo he cantado nunca. Yo he cantado por soleares, por bulerías, por alegrías, aunque ellos me vayan metiendo la vena rockera a cucharadas", dice entre risas. Una voz aguda, con rajo, doliente, la suya, que encaja a la perfección con la propuesta musical del grupo.

Una mezcla, explica Revilla, que quiere contribuir a acercar lo jondo al público ajeno. "Nosotros mismos necesitamos acercarnos al flamenco porque desconocemos muchas cosas, tenemos que encontrar un camino para entenderlo y ella nos lo da, así que lo que hacemos es vestirlo un poco para que la gente lo entienda un poco más". Música urbana, como explican ellos, que de momento está recibiendo buenos comentarios. "Al principio a la gente le pasa como a nosotros, que no se sabe las canciones. El rollo es un poco el corte de la primera cita que no se sabe bien cómo va", explica Revilla. "Se sienten más identificados gente como nosotros, gente normal de la calle que les gusta bailar pero le interesa también la inquietud de otras músicas un poquito más elaboradas, más arriesgadas, más venenosas".

Disco exprés en defensa propia

En plena crisis económica y con la industria musical llorando por las esquinas por la caída de las ventas a cuenta de los monstruos de la piratería y las descargas ilegales, Pellizco se lanza al ruedo, además, por cuenta propia. "Lo de producirnos el disco ha sido un poco empujado por cómo está la industria discográfica y porque es la opción más a mano que tenemos. Si no, tienes que esperar a que los demás crean en ti", explica Álvarez sobre la aventura.

Revilla añade: "Este es un disco exprés en defensa propia". Y parafrasea un anuncio de televisión que dice que la ilusión de componer un disco y grabarlo no tiene precio, pero que para todo lo demás hace falta mucho dinero, o una buena tarjeta de crédito. "La situación es muy complicada; lo que nosotros pretendemos con el sello nuevo es poder salir adelante para poder sostenernos en nuestro trabajo. Y abrir circuitos suficientes para poder pagar las cuatro facturas y seguir tocando en directo que es lo que nos gusta. Nosotros lo que queremos es rock'n'roll".

Y para eso acuden esta noche a Vic, y mañana a Barcelona, y seguro que muy pronto, en otros puntos de la geografía española.

Pellizco actúa esta noche en el Mercat de las Músicas de Vic y mañana en la Fnac L'Ille de Barcelona. 'Cuando me tiras de la lengua' está a la venta en las tiendas Fnac de toda la geografía española y a través de la página web del grupo http://www.pellizco.es