Reportaje:

El vicio oculto de un hombre hiperactivo, Jeff Tweedy

Jeff Tweedy, líder de Wilco, dará tres conciertos en solitario en Palma de Mallorca, Alicante y Murcia

El líder de Wilco actuará en España a mediados de septiembre. Una buena oportunidad para disfrutar en tonos acústicos de uno de los músicos más destacados de su generación. Un artista completo, original, hiperactivo y angustiado. Sus inicios son como los de Dylan, Springsteen o cualquier otro héroe de la tradición americana. Le regalan una guitarra a los seis años, a los ocho la domina y con doce entra a formar parte como bajista de su primera banda. Ya había entrado en él su gran vicio.

Luego vinieron los tiempos de Uncle Tupelo (1984-94), una de las formaciones pioneras del alternative country. Luego discusiones y diferencias con el líder de la banda le lleva a la independencia de Wilco (contractura militar que significa nosotros cumpliremos), donde por fin Tweedy toma el mando.

Y Wilco explotó, dio un pelotazo clave para el resurgir la tradición americana reformada y puesta al día. Tras diez años con Uncle Tupelo, Tweedy revoluciona su propio sonido con los primeros discos de Wilco. Álbumes tan sorprendentes como novedosos y llenos de experimentación. Being there(1996), Yankee hotel foxtrot(2002) o A ghost is born (Grammy al mejor disco de música alternativa en 2004), son piezas que ilustran la nueva vuelta de tuerca que quiere dar esta banda.

Pero Tweedy no se quedó ahí. Tras pasar por una clínica de rehabilitación para tratarse de una adicción a los calmantes, sufre fuertes migrañas desde la infancia, se sumerge en la historia para, juntó a Billy Bragg, poner música a las canciones inacababas de Woody Guthrie, el primer cantante protesta americano. Por esos años se estrena en la paternidad, uno de los hechos que más ha cambiado su vida. Sus dos hijos preadolescentes ya tuvieron la oportunidad de compartir cartel con su padre en el festival de Lollapalooza en 2006.

Entre tantas canciones, giras, compromisos y obligaciones, Jeff escribe, como Jim Morrison, su propio libro de poesía. Adult head es una atormentada pero hipnótica visión de su mundo interior, sus pesadillas y la depresión y ansiedad que padece el cantante.

Este hombre además mantiene proyectos paralelos con otras bandas con las que ha sacado algún disco, e incluso llegado a girar como Golden Smog o Loose Fur. Pero cuando el calendario se lo permite, cuando no graba, cuando su mujer Sue y sus dos niños se lo consienten, a Jeff lo que realmente le gusta es salir de gira solo y llenar a guitarra un escenario. Y eso es lo que estará haciendo cuando venga en septiembre a nuestro país, disfrutar de su vicio oculto.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50