Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el escritor belga Hugo Claus a los 78 años

El autor de 'La pena de Bélgica' y 'Deseo' fue candidato al premio Nobel en varias ocasiones

El escritor belga Hugo Claus ha fallecido esta mañana en un hospital de Amberes, a los 78 años, tras haber solicitado la eutanasia, según anunció su editor. El autor es muy reconocido en su país por ser responsable de la obra maestra de la literatura nacional: La pena de Bélgica.

Claus, sufría de Alzheimer, por lo que había solicitado la aplicación de la eutanasia, práctica legalizada en Bélgica. El ministro flamenco de Cultura, Bert Anciaux, ha declarado que "le conocía lo suficiente bien para saber que quería morirse con orgullo y dignidad".

Publicada en 1986, su obra mayor relata el destino de la familia Seynaeve en la localidad flamenca de Walle durante la Segunda Guerra Mundial. También publicó las novelas El pez espada y El deseo, además incursiono en la poesía, la dramaturgia y el cine.

Fue designado en varias ocasiones candidato al premio Nobel y en fue galardonado con el Gran Premio de Literatura de la Comisión Europea en 1998.

En el verano de 2006 la esposa de extitno escritor, Veerle De Wit, envió un mensaje electrónico a los amigos íntimos del escritor informándoles de que le habían diagnosticado la enfermedad de Alzheimer, según recoge la página web del diario De Standaard.

El mensaje explicaba que Claus deseaba aprovechar al máximo de los momentos de lucidez que le quedaban y decidir él mismo el momento de su muerte.

Escritor autodidacta e irreverente

Los comienzos literarios de Hugo Claus estuvieron marcados por la publicación de una recopilación de poesía publicada en 1947 con el título Petite Guito, donde aparecen los que luego serían los temas de toda su obra: la rebelión antiburguesa, la necesidad de elección y de acciones liberadoras y la búsqueda de la existencia auténtica.

Su primera novela surgió de forma accdiental. En 1950 un editor lo retó a escribir algo diferente a lo que se estilaba en la época con la novela americana, marcada por mucha acción y pocas ideas. Tres semanas después, y gracias a la influencia de William Faulkner, Le Metsiers estaba acabada.

Tras residir en París y Roma, en 1959 realizó un largo viaje por Estados Unidos en compañía de Fernando Arrabal, Italo Calvino y Claude Simón, durante el cual escribió el guión de cine El cuchillo y sentó las bases de su posterior novela El deseo.

Su etapa viajera incluyó también un periodo en Ibiza y un viaje por Tailandia con la actriz Sylvia Kristel, con quien estuvo brevemente casado, y tuvo un hijo.

Dentro de su producción teatral sobresalen Investes (sobre Séneca), La tierra de oro, La prostituta española y Viernes, por la que recibió el Premio Nacional Belga de Teatro.

El conjunto de su obra narrativa refleja una profunda curiosidad por las reacciones humanas en momentos de tensión extrema que sitúan a Claus en la vanguardia de la narrativa europea.