Robados cuatro cuadros de Cézanne, Degas, Van Gogh y Monet en Zúrich

El valor de las obras sustraídas alcanza, según la policía suiza, los 112 millones de euros

Cuatro cuadros de Cézanne, Degas, Van Gogh y Monet fueron robados ayer de un museo de Zúrich (Suiza), según ha informado esta mañana la agencia de noticias ATS. La policía local estima que el valor de las obras se eleva a más de 180 millones de francos suizos (112 millones de euros).

Se trata de las obras Amapolas cerca de Vetheuil (1879) de Monet, El Conde Lepic y sus hijas (1871) de Degas, Ramas de castaño en flor (1890) de Van Gogh, y El niño del chaleco rojo (1888-90) de Cézanne, según ha precisado la policía de Zúrich a la agencia ATS. "Se trata de las mejores obras de toda la colección", ha afirmado el director del museo, Lukas Gloor.

La policía ha informado de que las obras robadas el domingo a plena luz del día pertenecen a la colección privada Bührle de Zúrich, que posee una amplia colección de arte impresionista y post impresionista francés. Los agentes han explicado que el robo lo protagonizaron tres hombres armados y enmascarados, que introdujeron las obras en un coche blanco. Anteriormente, habían amenazado a los empleados del centro con utilizar las armas.

Más información

La colección de arte de Emil Georg Bührle (1890-1956), un empresario de Zúrich, está entre las colecciones privadas del siglo XX más importantes de arte europeo. Bührle reunió las obras desde 1951 hasta su muerte en 1956. La colección incluye, entre otras, las obras Pool with Waterlilies, pintado alrededor de 1910 por Claude Monet, y un autorretrato de Vincent Van Gogh, según la información recogida en su página web.

El robo se produce cuatro días después de que sustrajeran de una exposición, también en Zúrich, dos cuadros de Picasso propiedad del museo Sprengel de Hanover (Alemania). En esa ocasión, se trataba de las obras Cabeza de caballo (1962) y Vaso y jarra (1944), valoradas en más de cuatro millones de dólares, y que desaparecieron del centro cultural de Pfaffikon, al este de Zúrich. La policía no se ha atrevido a establecer una conexión entre ambos robos.

Desde la década de los ochenta, varios espectaculares robos de obras de arte se han producido en Suiza, entre ellos el de siete cuadros de Pablo Picasso en 1994, valorados en 44 millones de dólares y que fueron recuperados más tarde.

Lo más visto en...

Top 50