Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El año infinito de Fito Cabrales

Centenar de actuaciones, aforos llenos, Fito y Fitipaldis despiden el 2007 con dos conciertos en Madrid

En junio de 1988, Bob Dylan se lanzó a la carretera en lo que se denominó el Never Ending Tour, un concepto de gira que mantiene al último Príncipe de Asturias de las Artes en las carreteras, independientemente de que presente disco, o deleite con piezas clásicas. Cien conciertos al año, caiga quien caiga. Así lleva 21 años. Y en octubre llegó a las 2000 actuaciones.

Un camino parecido está tomando Fito Cabrales, con diferencia el cantante español con más conciertos a sus espaldas en los últimos años.

Cuando se ha cumplido el primer aniversario de Por la boca vive el pez, Fito y Fitipaldis vuelven a cerrar el año en Madrid con una doble cita, acompañados del madrileño Quique González. Antes tocó con el argentino Andrés Calamaro en la gira 2 son multitud, cinco conciertos por España, dos en Buenos Aires y otro en chile. Llenó en todos.

Por la boca vive el pez deja 300.000 copias vendidas, un total de 100 conciertos y 700.000 espectadores. Fito y Fitipaldis sacó su primer trabajo, A puerta cerrada en 1999, desde entonces han despachado un millón de copias de su discográfica. Cinco discos, todos llegaron a lo alto de la lista de ventas.

Por ese camino de carretera y horas muertas, Fito no ha estado solo. Le acompañan Carlos Raya, uno de los más espectaculares guitarristas nacionales, además de productor del disco, dos compañeros de Calamaro, Candy Caramelo (bajo) y José niño Bruno (votado dos años seguidos mejor batería nacional por la revista Batería Total), Joserra Senperena (Hammond) y Javier Alzola (saxo).

Su anterior gira dejó el titulo de su cuarto disco, Vivo para…contarlo. Después de eso, dos años de silencio. Ahora acaba el año de Fito Cabrales, de los Fitipaldis, de las giras de dos (Sabina-Serrat, Dylan-Costello, Nacho Vegas-Cristina Rosenvinge), el año infinito de Fito y Fitipaldis.