El Rey: "El Prado contribuye a identificarnos como una gran nación"

Don Juan Carlos inaugura la ampliación del museo madrileño.- Quedará abierto al público mañana

El Rey ha destacado hoy que la ampliación del Museo del Prado es el reflejo de la modernización de España en los últimos treinta años, que "contribuye a identificarnos como una gran nación", y ha afirmado que con esta reforma se refuerza la vocación internacional de la pinacoteca. Don Juan Carlos, acompañado de la Reina, los Príncipes de Asturias y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y otras autoridades políticas y del mundo de la cultura, ha inaugurado este mediodía en Madrid la ampliación del Museo del Prado, la mayor realizada en sus casi doscientos años de historia.

Más información

El Rey, en las palabras que ha pronunciado antes de comenzar el recorrido por las nuevas dependencias, ha subrayado que "con esta obra se refuerza" el alto perfil y la vocación internacional del Museo del Prado, y ha añadido que la Corona siempre respaldará la búsqueda de la "renovación de la calidad de sus servicios y de la excelencia en la preservación y presentación de sus fondos".

Obras maestras del XIX

El Museo del Prado ha rescatado las principales obras maestras del siglo XIX, algunas ocultas durante décadas, y las exhibe en las nuevas salas temporales de la pinacoteca. Casi un centenar de obras (5 pinturas y 12 esculturas) de artistas como Eduardo Rosales, los Madrazo, Fortuny o Sorolla, cobran luz propia y adquieren una relevancia especial en esta muestra, que estará abierta hasta el 20 de abril y que podrá ser visitada gratuitamente desde el miércoles 31 de octubre al domingo 4 de noviembre.

Para el director del Museo del Prado, Miguel Zugaza, esta exposición, titulada 'El siglo XIX en el Prado', ofrece "el mejor arte creado en España en este siglo" y "significa el redescubrimiento de una colección casi olvidada y la incorporación física del siglo XIX al discurso expositivo del Museo. Un verdadero Prado oculto durante muchos años", subrayó Zugaza, o como apuntó el director adjunto, Gabriele Finaldi, "el secreto mejor guardado del Prado". Junto a esta magna muestra, también se podrá contemplar una pequeña exposición de lujo, compuesta por 27 dibujos de Goya y que tiene como protagonista a 'El toro mariposa', uno de los últimos trabajos del artista aragonés, recientemente adquirido por el museo y que se presenta por primera vez al público.

Una vez clausurada la muestra, 'El siglo XIX en el Prado', todos los lienzos pasarán a formar parte del discurso expositivo que se desarrolla en el edificio de Villanueva y que, a partir del 30 de octubre, tendrá como entrada principal la puerta de Velázquez. Esta puerta permitirá el acceso directo a la ampliación del Museo a través de la gran sala basilical, llamada sala de las Musas, adornada por ocho estatuas de mármol que fueron un regalo de la reina Cristina de Suecia a los monarcas españoles y que consitutuyen el hall de entrada y principal sala de distribución de las visitas.

La muestra, 'El siglo XIX en el Prado', se articula en nueve secciones ordenadas cronológicamente y en función de las diferentes corrientes o formas de expresión artística que se sucedieron a lo largo del siglo XIX.

Goya y el neoclasicismo

El primer gran ámbito se abre con una sección dedicada a Goya y el Neoclasicismo en la que se muestran algunos de los retratos decimonónicos más emblemáticos de Goya, como la marquesa de Santa Cruz, junto a otros cuadros de artistas con los que Goya convivió en el primer cuarto de siglo como Vicente López o José de Madrazo.

El recorrido continúa con la sección dedicada al Romanticismo, que agrupa a pintores como Leonardo Alenza, Gerardo Pérez Villamil, Eugenio Lucas y Antonio María Esquivel. Tras ellos, Federico de Madrazo y el purismo académico ocupa el tercer apartado de la exposición, dando paso a otra sala dedicada al gran maestro Eduardo Rosales, con su histórico lienzo, 'Doña Isabel La Católica dictando su testamento', como protagonista.

A continuación comienza un espectacular conjunto, denominado 'La pintura de historia', en el que se incluyen algunas de las pinturas más impresionantes de las colecciones modernas del Museo y en las que se han forjado algunos de los grandes iconos de la cultura contemporánea española para generaciones enteras, como 'Doña Juana la Loca', de Francisco Pradilla, 'Los amantes de Teruel', de Antonio Muñoz Degrain, 'La rendición de Bailén', de José Casado del Alisal, o el 'Fusilamiento de Torrijos', de Antonio Gisbert.

Tras estos monumentales cuadros, algunos de los cuales pueden llega a pesar 400 kilogramos, se accede a las salas más intimistas, presididas por el El paisaje realista de Carlos de Haes y que abre paso a la pintura y la escultura de Fortuny y su círculo. El penúltimo bloque de la exposición muestra el desarrollo de la pintura decimonónica 'Del Realismo al fin del siglo', con exponentes como Francisco Domingo Marqués o Ignacio Pinazo.

Sorolla y el fin de siglo

Por último y desembocando en el lenguaje más audaz y moderno de fin de siglo, la muestra concluye con una sección dedicada a Sorolla y Beruete, donde se pueden contemplar lienzos tan universales como 'Aún dicen que el pescado es caro' o 'Chicos en la playa'.

En el marco de la inauguración y como telón de fondo, el siglo XIX, se desarrollarán una serie de actividades vinculadas a la exposición. Entre ellas, visitas didácticas, conferencias, talleres de lectura, conciertos e incluso un 'Ciclo de cine', en el que un sábado al mes, se proyectará una película dedicada a alguno de los mitos históricos que protagonizaron la creación pictórica del siglo XIX. Junto al cine, también es novedad el programa, 'Teatro en el Prado', con el que se representará mensualmente una pieza teatral basada en una selección de textos del siglo XIX. La programación y horarios de todas estas actividades está disponible en la web de la pinacoteca: www.museodelprado.es.

Lo más visto en...

Top 50