Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el periodista David Halberstam, incómodo cronista de Vietnam

El reportero fallece en un accidente de tráfico a los 73 años

El periodista y escritor norteamericano David Halberstam, célebre por sus crónicas de la guerra de Vietnam en las que cuestionó la política exterior estadounidense, ha muerto este lunes en un accidente de tráfico al norte de California, según fuentes policiales. Halberstam, de 73 años, fue un periodista infatigable que escribió reportajes sobre la muerte de los bomberos en el World Trade Center en los antentados del 11 de septiembre de 2001, y sobre la alta competitividad del baloncesto profesional, entre otros temas.

El coche de Halberstam, en el que viajaba de pasajero, ha sido golpeado lateralmente por otro vehículo, que lo ha empujado hasta impactar con un tercero. El periodista ha muerto en el lugar del accidente a consecuencia de las numerosas heridas internas, según el forense. El conductor era un estudiante de periodismo que ha resultado herido, como los conductores de los otros dos coches. Ninguno presentaba lesiones de gravedad.

El reportero había sido corresponsal de guerra en Vietnam para The New York Times. Sus despachos de guerra dejaban claro que el corrupto gobierno de Vietnam del sur, apoyado por los Estados Unidos, no era rival para las guerrilas comunistas y sus aliados norvietnamitas. Sus reportajes contrariaron a los comandantes del ejército estadounidense y a los políticos de Washington, como al propio presidente de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, que pidió explicaciones al rotativo. Halberstam ganó el Pulitzer con 30 años, en 1964.

Con el fruto de aquel trabajo, Halberstam escribió la que quizá es su obra más célebre, The Best and the Brightest, que lo lanzó a la fama en 1972 y que explicaba cómo un grupo de hombres capaces y trabajadores empujaron a los Estados Unidos a una guerra que se demostró condenada al fracaso.

Corresponsal y analista

El otro gran reportaje del que estaba más orgulloso, según ha señalado su mujer, Jean Halberstam, a The New York Times, era War in a Time of Peace: Bush, Clinton, and the Generals" (2001), sobre las "pequeñas guerras" de Estados Unidos en los años 90 (Bosnia, Kosovo, Somalia y Haití) y sobre la no-intervención en el genocidio de Ruanda. Uno de sus últimos trabajos era un libro sobre la guerra de Corea The Coldest Winter, que estaba previsto que se publicara en otoño.

Alto y de voz profunda, Halberstam cubrió, además de varias guerras, desde el baloncesto y la industria automovilística hasta el auge de los grandes conglomerados de medios de comunicación en el siglo XX. "Un autor debería ser como un dramaturgo, que coloca a gente e ideas en el escenario, y que hace que el lector se convierta en el espectador", señaló en una entrevista reciente.

Licenciado en la prestigiosa universidad de Harvard en 1955, tras trabajar en el Daily Timeas Leader, de West Point, en Mississipi, y en el rotativo de Nashville el Tenessean, para el que había cubierto el despertar de los movimientos por los derechos civiles, a finales de los 50 y principios de los 60.