Inaugurada en Nueva York la primera tienda especializada en vino español

'Tinto Fino' vende más de 150 tipo de caldos de diferentes zonas vitivinícolas españolas

Los amantes de los bares de tapas en Nueva York han encontrado un oportuno complemento en la apertura reciente de la primera tienda de especializada en vino, cava y jerez españoles de la llamada Gran Manzana. Tinto Fino, un pequeño local ubicado en el bohemio barrio del East Village, abrió sus puertas hace seis semanas a propósito del gusto que han despertado entre enólogos estadounidenses los variados caldos de las diferentes zonas vitivinícolas españolas.

El catálogo de Tinto Fino lo componen más de 150 tipo de vinos de regiones como Cataluña, Castilla y León, Andalucía, Galicia (Ribeiro) y Centro-Norte (Rioja y Rioja Alta), una selección variada que incluye desde los clásicos Tempranillo y Albariño a las variedades menos conocidas en Estados Unidos, como Bobal y Mencía. Y es que la tienda está pensada tanto para los familiarizados como para los aventureros, para españoles residentes en Nueva York y para curiosos que buscan ampliar su experiencia con el vino español más allá de los que se consiguen en las licorerías convencionales.

Su propietaria, la estadounidense Mani Dawes, consideró que Nueva York ya estaba lista para una tienda de vinos españoles al ver el éxito que estaban teniendo estos caldos en su restaurante de tapas Tía Pol, inaugurado hace dos años y medio en el barrio de Chelsea.

Su pasión por España nació tras estudiar el idioma allí por un año, cuando tenía 21, y ahora a los 32 viaja constantemente al país para visitar bodegas y luego comprar directamente a importadores. "Me gusta cambiar el catálogo con frecuencia, pero siempre manteniendo algunos de los vinos básicos o que mejor representan a cada región, como el rioja de la Viña Tondonia de López de Heredia o la bodega riojana Muga", ha declarado Dawes. Una de las especialidades de Tinto Fino son el cava y el jerez, a su juicio, cada vez más apetecidos por los paladares neoyorquinos. "Muchos clientes vienen solo por el sherry, porque saben que pueden conseguir más variedades en una tienda especializada". "Mis clientes de 'Tía Pol' se toman un jerez o una copa de cava en la barra. A mi me encanta el sherry, y mi placer favorito cuando voy a cenar es beber una copa de cava porque -indicó- las burbujas me abren el apetito, sea para más vino o para la comida".

La clientela de Tinto Fino es en buena parte residentes del barrio que quieren probar cosas nuevas, así como algunos españoles que saben que pueden encontrar caldos que no ofrece el común de las tiendas de licores. "Viene mucha gente joven, diría que entre 25 a 40 años de edad, que saben que los vinos españoles se distinguen por una excelente relación precio-calidad", ha señalado Dawes.

Después de Nueva Zelanda, España es el país exportador de vinos de más rápido crecimiento en EEUU, con una expansión de 87% entre agosto del 2003 y mayo del 2006, según un informe publicado en mayo pasado por Wine Business Monthly. Varios analistas de la industria pronostican un sólido futuro para los vinos españoles en EEUU. Según Peter Deutsch, presidente de la importadora W.J. Deutsch & Sons "continuará el crecimiento de Australia e Italia, los número uno y dos, respectivamente, pero el potencial de crecimiento más alto lo tiene España". A su juicio, "España produce un vino con un precio/valor que es tan bueno como cualquier otro de menos de 20 dólares", lo que afirma que es el ingrediente perfecto para un país como EEUU, con alta capacidad de consumo, elevado ingreso per cápita y enorme población.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción