Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
51ª SEMINCI

Cine argentino y australiano en Valladolid

Una comedia dramática y una reflexión social han competido hoy en la Seminci

Las actrices de la película argentina  Ciudad en celo , Dolores Solá y Nuria Gago, hoy en Valladolid.
Las actrices de la película argentina Ciudad en celo, Dolores Solá y Nuria Gago, hoy en Valladolid. EFE

Una comedia dramática de factura argentina, titulada Ciudad En celo, de Hernán Gaffet, y una reflexión social acerca de asuntos como el racismo, Jindabyne, del australiano Ray Lawrence, han competido hoy con buena acogida en una nueva jornada de la 51 Semana Internacional de Cine de Valladolid.

Gaffet, en la misma línea de debate existencial adobado con humor que ayer presentó su compatriota Daniel Burman (Derecho de familia), ha presentado hoy en España su primer largometraje de ficción, un homenaje y reivindicación del viejo espíritu de Buenos Aires, la ciudad en la que nació hace 42 años. Se trata de una comedia dramática "lo más porteña" que ha podido hacer, "un retrato de la ciudad de Buenos Aires y de su espíritu tanguero", ha explicado Gaffet a los periodistas al término de la proyección de Ciudad en celo, una coproducción hispano-argentina escrita por él mismo y protagonizada por Daniel Kuzniecka, Adrián Navarro, Dolores Solá, Claudio Rissi, Nuria Gago y Viviana Saccone.

Ciudad en celo es la tercera película argentina que forma parte de la sección oficial de largometrajes del presente Festival de Cine de Valladolid junto a las ya proyectadas Derecho de familia, de Daniel Burman, y ¡Que sea rock!, un documental de Sebastián Schindel, en este caso fuera de concurso.

Cine australiano

El cine australiano ha testimoniado su presencia en Valladolid a través de la película Jindabyne, el tercer largometraje de Ray Lawrence, donde plantea un dilema moral a partir del racismo y el trato que se da a las poblaciones aborígenes en su país.

Jindabyne, basada en el cuento Tanta agua, tan cerca de casa, del poeta estadounidense Raymond Carver, comienza con el viaje anual de pesca que realiza en un lugar alejado y junto a sus amigos Stewart Kane, un emigrante irlandés en el país australiano, que al final se convertirá en un infierno.