Reportaje:

Vestida como Audrey Hepburn en 'Desayuno con diamantes'

La casa londinense Christie's ha anunciado que subastará el Givenchy que la actriz se enfunda en la película de Blake Edwards

Una joven Audrey Hepburn enfundada en un vestido negro de cóctel sale de un taxi en la Quinta Avenida de Nueva York, mira con anhelo el escaparate de la joyería Tiffany's y se come un croissant que saca de una bolsa de papel marrón, con cara compungida. Esa imagen grabada en la retina de casi todos es mucho más que un capítulo de la historia del cine con mayúsculas, es un incono pop. La fotografía de la actriz belga en esa película de 1961, enfundada en el Givenchy, guantes negros de seda y tocada con una tiara, ha sido serigrafiada en cuadros, mecheros y carpetas durante años y aún hoy. Ahora, el vestido negro podrá vestir a otra persona o satisfacer su afán coleccionista. La casa londinense Christie's ha anunciado que lo sacará subasta el próximo 5 de diciembre.

Sus actuales dueños, el escritor francés Dominique Lapierre y su esposa, destinarán lo que recauden a su ONG, Ciudad de la Alegría, en la India.

Diseñado por Hubert para la casa francesa Givenchy, la pieza tiene un valor estimado de 70.000 libras (en torno a 105.000 euros) y servía a Hepburn para meterse en la piel de Holly Golightly, una chica de moral dudosa, encanto arrebatador y un sueño: cazar a un rico.

Basada en la novela de Truman Capote Breakfast at Tiffany's, Desayuno con diamantes, que estuvo nominada a cinco Oscars de los que al final obtuvo sólo 2, se ha convertido con los años en una de las películas más emblemáticas de los años 60.

Audrey Hepburn, nacida en Bruselas con el nombre de Hedda y bailarina frustrada, está considerada una de las actrices de la historia de Hollywood con más encanto. Murió en 1993, a los 63 años.

Lo más visto en...

Top 50