Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

40.000 personas vibran en San Sebastián con U2

Magnífico concierto de los irlandeses, el segundo de los tres que ofrecerá la banda en España

Más de 40.000 personas han vibrado esta noche en el fabuloso concierto que U2 ha ofrecido en San Sebastián -el segundo de los tres que ofrecen en España dentro de su gira Vértigo Tour- donde el grupo irlandés ha presentado su último trabajo y sin olvidar algunos de sus grandes éxitos.

El rey Bono ha sido el encargado de entonar en euskera la ya célebre frase de "Uno, dos, tres... catorce" con la que U2 inicia todos los conciertos de esta gira, en la que presenta su último trabajo, titulado How to dismantle an atomic bomb.

Los irlandeses también han regalado al público algunos de sus temas históricos como Sunday Bloody Sunday, Where the streets have no name, I still haven't found what I'm lookinf for y With or without you, que combinaron con otros más recientes como Beautiful day o Elevation.

Bono se atreve con el euskera

El concierto se ha convertido rápidamente en un acto reivindicativo en el que no han faltado los mensajes en contra de la pobreza y a favor de la paz y la solidaridad. De esta manera, uno de los momentos más intensos se ha vivido cuando Bono ha pedido a todos los asistentes que enviaran con sus teléfonos móviles un mensaje SMS con la palabra "Africa" seguida de sus nombres y apellidos a un número concreto con el objetivo de recaudar fondos para este continente.

El vocalista de U2, bautizado irónicamente por sus detractores con el sobrenombre de San Bono y conocido entre sus defensores como el cantante de las buenas causas, se ha dirigido calurosamente a los espectadores y se ha atrevido, incluso, con algún que otro "eskerrik asko".

Bono ha sabido meterse en el bolsillo al público, integrado por personas de tres generaciones y deslumbrado ante una superproducción plagada de alardes técnicos. Durante las dos horas y cuarto que ha durado el concierto se han proyectado diferentes imágenes y mensajes en unas pantallas gigantes, en las que han aparecido, además, algunos artículos en euskera de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.