Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece en Madrid el pintor Eduardo Úrculo a los 65 años

El artista ha muerto de forma repentina mientras asistía a un almuerzo en la Residencia de Estudiantes

El pintor Eduardo Urculo, de 65 años, ha fallecido hoy en Madrid a causa de un infarto durante un acto en la Residencia de Estudiantes, según han informado fuentes del Ministerio de Cultura.

Nacido en Santurce, Vizcaya, en 1938, el artista popularizó, por medio de una técnica pictórica que enlazaba con el arte pop, dos elementos de viaje esenciales: el sombrero y la maleta. En el último tramo de su vida, Úrculo realizó una destacada labor escultórica. En pintura, ha pasado por diversos estilos, desde el expresionismo negro, la pintura pop, hasta el neocubismo y distintos medios artísticos, desde el lienzo al mundo del cómic, del cartel o de la escenografía.

La investigación plástica de Úrculo se fue centrando en los temas que en cada momento tenían mayor presencia en la experiencia vivida por el autor. Así, fue uno de los grandes pintores autobiográficos de nuestro país.

En 1958 viajó a Madrid con una beca y allí recibió clases en el Círculo de Bellas Artes y en la Escuela Nacional de Artes Gráficas. Pintó su entorno -suburbios, obreros y motivos de fábricas- con una actitud de denuncia, por lo que su creación de esa época se puede enmarcar dentro de la pintura social o el expresionismo social.

En 1959 se trasladó a París y asistió a la Academie Grande Chaumihre. Tras realizar el servicio militar en 1962 viajó a la capital francesa y allí retornó al expresionismo figurativo cargado de connotaciones sociales, con personajes tratados de una forma violenta. Después de unos meses se instaló definitivamente en Madrid. Después viajará por Alemania, Dinamarca y Suecia. En Estocolmo, a través de una exposición antológica del Pop Americano, tiene su primer contacto consu pintura sufre un cambio radical hacia el Pop art y comienza a trabajar con el acrílico.

En 1970 se inicia su época erótica, que abarcará toda la década de los setenta, y participa en la XXXV Bienal de Venecia. En 1973 comienza a trabajar con el aerógrafo y viaja al Sáhara y Marruecos; mientras que en 1975 irrumpe un nuevo motivo en su pintura en coincidencia con el embarazo de su esposa: la vaca, símbolo de fertilidad. Asimismo, resurge en su obra con mayor fuerza y barroquismo el desnudo femenino.

Esculturas en bronce

En 1991 le encargan una escultura para la estación de Atocha en Madrid, para la que elabora una pieza en bronce que representa el equipaje del viajero; y un año más tarde realiza un espacio para Cartier en París, y el Festival de Mérida le encarga la escenografía y el cartel para la obra de teatro Los siete contra Tebas, de Esquilo. A partir de esta época desarrolla una gran actividad en el campo del grabado.

En 1993 se inaugura en Oviedo su escultura El regreso de Williams B. Arrensberg, y dos años más tarde imparte un Taller de Pintura dentro de los Cursos de Verano organizados por la Fundación General de la Universidad Complutense. En 1996 se inaugura su escultura Exaltación de la manzana, en el Parque Ballina de Villaviciosa de Asturias.

Por esta época, incorpora el tema de los aeroplanos, contemplados por un grupo de personas (con sombrero y de espaldas), que al igual que todos sus personajes, equipajes y trasatlánticos, recuerda la segunda o tercera década del siglo. Y en 1999 introduce en su pintura el tema de las geishas.

Urculo presentó numerosas exposiciones individuales en prestiglosas galerías y museos de Alemania, Bélgica, Dinamarca, España, Francia y Venezuela. Su legado artístico se puede contemplar en los más importantes museos de España, Bangladesh, Bélgica, Colombia, Chile, Italia y Venezuela.

Esta misma tarde, los Reyes han enviado un telegrama de pésame a la familia del pintor. En el mismo, los monarcas se lamentan de la gran pérdida para la pintura contemporánea y recuerdan la relación del pintor con la Casa Real, ya que Doña Sofía acudió recientemente a la inauguración de una exposición de Urculo en Pekin.