Cambios de la RAE

No seas truhan y ponte bluyines

La RAE admite 'blue jean', y aconseja 'yin' y 'bluyin' como sinónimos de 'vaqueros' en su 'Diccionario Panhispánico de Dudas'

Es mejor ir a 'México' que a 'Méjico'; se puede comer usted una 'croqueta' pero jamás una 'cocreta'; quizá su 'libido' esté a tono, pero póngase 'lívido' si se le escapa usar 'líbido'. Y si va al fútbol y juega el Sevilla es probable que haya una 'tángana' o una 'tangana', que de ambas maneras puede y debe decirse.

Los tiempos cambian, y palabras que considerábamos incorrectas, extrañas o bárbaras empiezan a ser admitidas a granel por la Real Academia Española. ¿La razón? Su extendido uso en América, donde habitan y hablan el 90% de los 400 millones de hispanoparlantes.

'Bluyines', esa ajustada y flexible forma traída y apocopada desde el 'blue jeans' inglés por los hispanoamericanos, acaba de entrar en la RAE con todos los honores. Ha sido en la página web (rae.es), dentro del adelanto del Diccionario Panhispánico de Dudas que, según informó ayer Europa Press, supervisa una comisión interacadémica hispanoamericana.

Y, en efecto, si pulsamos la letra 'v' y vamos a la palabra 'vaquero', el Panhispánico nos aclara lo siguiente: "El 'pantalón de tela recia, generalmente azul, usado originariamente por los vaqueros de Texas' recibe en español los nombres de (pantalón) vaquero o (pantalón) tejano. Normalmente se emplea en plural: unos vaqueros, unos tejanos. La denominación tejano sólo se utiliza en España, junto a la de vaquero, voz usada también en varios países americanos. Aunque en muchos países, especialmente en América, se utilizan los términos ingleses jean(s) o blue jean(s), es preferible utilizar los términos propios del español o, en todo caso [aquí viene lo bueno], las voces inglesas en las formas bluyín (pl. bluyines) o yin (pl. yins o yines), que ya se documentan en nuestro idioma".

Y, a continuación, tres ejemplos: "A Nidia le gusta salir los domingos, en bluyín y camisola los dos" (Carrera, Cuentos); "Apolinario se había colocado un magnífico chaquetón de cuero, que combinaba a la perfección con sus bluyines de buena calidad" (Edwards, Anfitrión); "Se está quitando el vestido de fiesta para volver a sus yins" (Viñas, Maniobras).

Pero hay más curiosidades en el futuro Diccionario. Por ejemplo, la grafía recomendada para el topónimo de 'México' es 'México', su pronunciación correcta es 'Méjico' y no 'Méksiko', es mejor escribir con 'x' sus derivados 'mexicano', 'mexicanismo' o 'mexiquense'.

Y luego, para el que quiera saber más, añade: "Esta aparente falta de correspondencia entre la grafía y su pronunciación se debe a que la letra 'x' que aparece en la forma escrita de este y otros topónimos americanos (Oaxaca, Texas) conserva el valor que tenía en épocas antiguas del idioma, en las que representaba el sonido que hoy corresponde a la letra 'j".

Este arcaísmo ortográfico se conservó en México y, por extensión, en el español de América, mientras que en España, las grafías actuales hasta no hace mucho eran 'Méjico', 'mejicano' etc. Aunque son también correctas las formas con 'j' se recomiendan las grafías con 'x' por ser las usadas en el propio país y, mayoritariamente, en el resto de Hispanoamérica", añade la RAE.

Se acabaron los 'cocretas'

El avance señala además, claramente, que el término correcto es 'croqueta' y no el popularísimo 'cocreta', así como especifica que 'libido', como "deseo sexual", no debe ser empleado de forma esdrújula, 'líbido', ni confundirse con el adjetivo 'lívido'. Además 'Hora pico" y 'hora punta' son sinónimos de allá y acá, mientras 'hora valle', esa expresión de billete de AVE, ya está en el diccionario.

También vale escribir 'guión' con tilde o sin ella, y en otras palabras en la misma situación (ion / ión, prion / prión, Ruan / Ruán, Sion / Sión y truhan / truhán) "se da preferencia a la grafía sin tilde, aunque se permite que aquellos hablantes que pronuncien estas voces en dos sílabas puedan seguir tildándolas".

Habrá algunos que piensen que la RAE se pasa de cuidadosa en el caso de la bonita, y también popular, 'bacalao'. En su sentido de "pez", aclara la RAE, "es errónea la forma 'bacalado', que a veces se emplea por ultracorrección".

Pero el cuidado con la lengua nunca es suficiente. Por eso, en la letra 'b', la RAE da las siguientes instrucciones de uso: "3. Debe evitarse la pronunciación como una /g/ de la /b/ ante /u/: agüelo por abuelo, güeno por bueno. No obstante, esa pronunciación se ha fijado en algún caso en la escritura, dando lugar a variantes gráficas admitidas: buhardilla / guardilla".

Bonita también la definición de 'vesania': 1. 'Locura, furia'. Las dos vocales finales forman diptongo, no hiato: [be - sá - nia]. Son erróneas la grafía y la pronunciación 'vesanía'. 2. Es incorrecto su empleo con el sentido de 'maldad': "El presidente cometió no sólo un error, sino también una vesania".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS