El impulsor de la ley de bienestar animal: “La norma saldrá con todos los perros incluidos, también los de caza”

El director de Derechos de los Animales, Sergio García Torres (Podemos), cree que el PSOE no podrá aprobar su moción para excluir a los canes de los cazadores, algunos de los cuales han puesto su cara en una diana

Sergio García Torres, director general de Derechos de los Animales, el pasado jueves en el paseo del Prado con sus dos perritas, Carmina (negra) y Rosi (blanca).
Sergio García Torres, director general de Derechos de los Animales, el pasado jueves en el paseo del Prado con sus dos perritas, Carmina (negra) y Rosi (blanca).JUAN BARBOSA

El último roce en el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos ha surgido a cuenta de la Ley de Protección, Derechos y Bienestar de los Animales, un compromiso recogido en el Acuerdo de Gobierno y aprobado como anteproyecto en Consejo de Ministros el pasado 1 de agosto. Esta semana arranca la tramitación parlamentaria con una polémica: el PSOE ha dado un giro inesperado y ha planteado excluir de la norma a los perros de caza y de pastoreo, en un guiño a un voto rural que se le escapa. La moción ha enervado a los animalistas, a Podemos, y plantea dudas sobre la aprobación final de la norma. “Cuando salió del Consejo de Ministros esta norma tenía un acuerdo de todo el Gobierno, de ahí la sorpresa de los ministerios del PSOE al ver su propia enmienda”, critica Sergio García Torres, director general de Derechos de los Animales. Este madrileño de 43 años, al que su abuelo llevaba de pequeño a los toros —“hasta que un día hice clic y pensé que estaba mal”—, ha visto como algunos cazadores ponían su cara en un punto de mira, en fotografías que compartían por redes sociales. Sobre las protestas de biólogos por la protección de los gatos callejeros, responde que estos felinos no podrán soltarse en zonas sensibles para la biodiversidad.

Pregunta. El PSOE ha pedido excluir a los perros de caza de la norma. ¿Puede salir adelante esa modificación?

Respuesta. Entiendo que el PSOE ha tenido cierta presión por parte de algún colectivo bastante minoritario que es el de las personas que cazan con perros. Son unas 22.000 personas con licencia de caza con perros en España, donde hay unas 300.000 licencias de caza. No es ni el 1% de la población española la que plantea que una parte de los perros no esté dentro de una norma. Es una cosa que no contemplamos: desde el punto de vista jurídico no se puede aterrizar que una serie de perros puedan estar fuera de una ley de perros; la propia sociedad no entendería que hubiera derechos y obligaciones para los propietarios de unos perros y no para los de otros. Esta norma no saldrá con esa enmienda. Esta ley saldrá con todos los perros incluidos, también los de caza.

P. ¿Ha habido tensión con el Ministerio de Agricultura, del PSOE?

R. No, trabajamos muy de la mano. Quien más se ha podido sorprender de esta enmienda que han planteado el PSOE es el propio Ministerio de Agricultura. Ahora le toca al PSOE dar marcha atrás para que esta ley no pierda el espíritu con el que salió del Consejo de Ministros.

P. ¿A qué van a estar obligados los cazadores con esta ley?

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.
Suscríbete

R. La norma no entra en la actividad cinegética. Solo plantea cuestiones mínimas de bienestar y de trazabilidad: establecer un control y un registro de la cría de los animales que se tienen tanto para la actividad cinegética como cualquiera de nosotros en nuestra casa.

P. ¿Se acabará con el ahorcamiento de galgos al final de la temporada de caza?

R. Eso es ya un delito de maltrato animal. El problema es que el 90% de los animales están sin identificar, y no se puede perseguir a su dueño. Por eso planteamos la trazabilidad de los animales desde que nacen. Para que ninguna persona, cazador o no, pueda abandonar un animal. La norma es el principio del fin de que se desechen y abandonen tantos animales.

P. La Federación de Caza ha puesto su cara en un punto de mira.

R. Ya está en trámite una denuncia penal de estos hechos, porque entendemos que la disputa política es legítima, pero hay líneas rojas que no se pueden superar, como es la de las amenazas claras. Esta ley no va contra la caza. Lo único que plantea son mecanismos para controlar las malas prácticas con animales de compañía.

P. La norma también obligará a esterilizar a todos los gatos.

R. Sí, excepto aquellos cuyos dueños estén registrados como criadores. La población de felinos en nuestro país tiene ahora mismo una falta control.

P. Varias sociedades científicas critican el plan de capturar gatos que viven en la calle, esterilizarlos y volverlos a soltar, porque son un peligro para algunas especies amenazadas, sobre todo en Canarias. ¿Qué le parece?

R. El gato que vive en nuestras casas lleva en España miles de años. No se puede considerar una especie invasora. Es necesario iniciar planes de control de la población de gatos, algo que hasta ahora no se ha hecho. Se han hecho pequeños proyectos donde se han capturado gatos y se han sacrificado: no han funcionado. Sí están funcionando bien los sistemas de gestión de colonias felinas mediante el método CER (captura, esterilización y suelta). La ley plantea también un sistema de captura y no retorno de colonias felinas en los espacios donde suponga un problema para la biodiversidad. Hemos incluido la definición de reubicación, que es capturar a una colonia felina y trasladarla a otro sitio para preservar un espacio natural. Matar gatos no se contempla. Además, desde 2015 el Código Penal lo prohíbe.

P. ¿Quién va a capturar a esos gatos?

R. Son los ayuntamientos los que tienen que gestionar esas colonias felinas. Habrá una partida de tres millones de euros en los próximos presupuestos para ayudar en esa gestión, aunque ya se hace con éxito en ciudades, en pueblos y en parques naturales.

P. ¿Esperaba que fuera una ley tan polémica?

R. Discrepo. La norma ha generado mucho debate, pero en el proceso de información pública la ley tuvo 6.000 alegaciones y más del 80% de ellas eran para pedir que fuera más exigente en cuestiones de protección animal.

P. ¿Cómo se va a combatir el abandono?

R. En España se abandonan unos 300.000 animales de compañía al año. Los tres ejes fundamentales que establecen los únicos estudios que hay sobre el abandono (de la Fundación Affinity) son por una falta de identificación de animales, por la cría descontrolada y por el fin de la temporada de caza. La norma plantea herramientas para avanzar en la identificación de animales de compañía, que pese a ser obligatoria no tiene controles, por lo que más del 60% de animales de compañía no están identificados. Y otro de los ejes es el control de la cría: se plantea la necesidad de que exista una trazabilidad, es decir, un control de estos animales desde que nacen hasta que mueren, como pasa ahora con los animales de producción. Estamos hablando de perros, gatos y de otros animales silvestres en cautividad.

P. ¿Se va a multar a los dueños de perras o gatas que queden embarazadas?

R. No. Se va a plantear que no se puede ejercer la cría de animales sin estar registrado como criador. Si el animal de alguien se queda preñado tiene varias formas de abordarlo: una es registrándose como criador, a través de un registro online muy sencillo y centralizado, y quedarse la camada. Se podrá hacer también yendo al veterinario. O se puede interrumpir el embarazo.

Sergio García Torres, el pasado jueves en su despacho.
Sergio García Torres, el pasado jueves en su despacho. JUAN BARBOSA

P. ¿Por qué desaparecerá la lista de perros peligrosos?

R. Lo que se hace es ampliar la lista de perros a una valoración individual de los animales. Hasta ahora se considera que solo siete razas pueden generar problemas de seguridad ciudadana. Planteamos que se tenga que hacer una valoración individual de cada animal que pese más de un número de kilos que determinarán los científicos. Quien no quiera pasar esa valoración tendrá un perro que automáticamente pasará a ser de manejo especial. No existen tantos perros peligrosos como la norma dice ahora.

P. ¿Todos los gatos deberán tener chip?

R. Va a ser obligatorio que todos los animales de compañía estén identificados, algo que todavía no es así en algunas comunidades. En perros y gatos será con chip y otros animales con microchips o anillados. Se establecen sistemas de control de identificación, por ejemplo en los veterinarios.

P. ¿Va a ser más difícil comprar animales domésticos?

R. No, pero vamos a trabajar en que esa compra no sea compulsiva. Ahora mismo, todavía se permite comprar animales que veas en un escaparate. Eso con la nueva ley ya no podrá ser. Si una persona quiere comprar un animal de compañía, va a tener que ir a lugares y criadores especializados, que tendrán que estar registrados.

P. ¿Se van a endurecer las penas por maltrato a animales domésticos?

R. Lo que planteamos con la reforma del Código Penal que va paralela a esta ley es ampliar el concepto a todos los animales vertebrados, porque los animales silvestres habían quedado en un vacío. Hoy el Código Penal habla solo de maltrato cruel. Ahora estableceremos diferentes tipos de maltrato: sin necesidad de atención veterinaria, con necesidad de atención veterinaria y con resultado de muerte. Así será más fácil condenarlo. Hasta ahora, el máximo de penas para un delito de maltrato animal con resultado de muerte son 18 meses y lo hemos doblado a 36 meses. Tanto la caza como el sacrificio de animales en un matadero ya están regulados. Matar un jabalí cazando no sería maltrato, pero torturar a un jabalí o despeñarlo por un monte sí podría serlo.

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Miguel Ángel Medina

Escribe sobre medio ambiente, movilidad -es un apasionado de la bicicleta-, consumo y urbanismo. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense, ha ganado los premios Pobre el que no cambia su mirada y Semana Española de la Movilidad Sostenible. Ha publicado el libro ‘Madrid, preguntas y respuestas. 75 historias para descubrir la capital’.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS