Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podem se aboca a renovar su dirección tras la enésima crisis

La mayoría de la ejecutiva pide primarias mientras la líder está de baja maternal

Noelia Bail, secretaria general de Podem Catalunya, la semana pasada.
Noelia Bail, secretaria general de Podem Catalunya, la semana pasada. EL PAÍS

Podemos ya es partido de gobierno pero ese paso no parece haber impactado en Podem, con una vida convulsa desde que nació. La mayoría de los miembros del Consejo Ciudadano Autonómico (CCA) —21 sobre 34 en activo— han solicitado a la ejecutiva estatal celebrar primarias en mayo al compás de otras comunidades. Noelia Bail, secretaria general, de baja maternal, supo en enero por un correo electrónico remitido en copia a su secretaría de organización la intención de sus compañeros. Los críticos quieren que el proceso arranque cuando Bail se reincorpore a su puesto de trabajo. La secretaria general está contratada por el partido.

Los firmantes —entre los que figuran los diputados Lucas Ferro, Yolanda López y Conchi Abellán— remitieron un escrito a Alberto Rodriguez, secretario de organización, para desencadenar, al amparo de los estatutos, las primarias. Su propuesta encaja en el plan de Pablo Iglesias que propuso, una vez se celebre la asamblea de Vistalegre 3 en marzo, renovar la dirección del partido en las comunidades donde estuviera pilotado por una gestora o donde fuera preciso. En la carta, el grupo denuncia que se “vulneraron” sus derechos y apuntaron que un equipo técnico podía dirigir Podem a partir del día 17 que es cuando estiman que Bail, que tuvo a su bebe en octubre, habría acabado la baja.

Los críticos quieren que el proceso arranque cuando Bail se reincorpore a su puesto de trabajo en el partido

Bail, licenciada en Derecho y Ciencias Políticas, lamenta las formas y asume que habrá primarias en mayo, que ya había pactado con la dirección. “Me sorprende que haya gente que utilice la baja para hacer estas cosas. No veo la motivación política”, dice. “Es crucial poner la vida en el centro. Países como Suecia, donde viví, es un buen ejemplo”, cuenta. Tras el paso efímero de Gemma Ubasart, Albano Dante Fachín y Xavier Domènech, Bail acepta que será la cuarta secretaria general que no agotará el mandato, que expira en 2021. “Hay que cultivar la cultura de partido. Es un partido joven que está creciendo”, dice.

El partido dejará su sede en la calle de Sardenya y estrenará ahora una nueva sede en la calle de Provença

Fuentes de los firmantes contraponen que existía un “malestar acumulado” y que Bail ya sabía que forzarían esas primarias tras el ciclo electoral. “Nunca quisimos plantearlas mientras estaba de baja ni menoscabar su maternidad”, dicen sin inconveniente en que se alargue la baja a marzo o que siga con su contrato cuando se reincorpore. Sus quejas se centran en que Bail no convocaba los consejos en tiempo y forma y que tomó decisiones “arbitrarias” sobre las listas municipales o sobre el cambio de sede.

“Me sorprendió. No entiendo por qué lo han hecho. La cuestión es cuál es su motivación política”, explica dolida Bail

Bail rechaza esas críticas y reivindica que ha dirigido Podem con una dirección heredada en tres elecciones —las generales y municipales—, que han logrado 55 ediles, impulsado una web y una nueva sede en la calle de Provença. Y añade que el CCA se reunía una vez cada tres meses y el consejo coordinación una vez a la semana. En algún caso intervino por Skype.

La situación de Podem roza el surrealismo: la dirección procede del equipo de Domènech, elegido en abril de 2018. En septiembre dejó el cargo y fue sustituido por Bail, que fue miembro de equipo de Fachin, que derrotó al oficialista Jaume Durrall en las primarias por 19 papeletas. Ese septiembre dejó el cargo y fue sustituido por Bail, ex miembro del equipo de Fachin, que derrotó al oficialista Jaume Durrall por 19 papeletas. “Quiero pilotar el proceso de forma tranquila”, dice. Pese a sus crisis y estar eclipsado por los comunes, Podem quiere reforzar su estructura. Bail fue fue candidata al Senado el 28-A y en las del 10-N dio un paso atrás por su embarazo al aplaudir que Rosa Lluch, hija de Ernest Lluch, fuera cabeza de lista porque simbolizaba la apuesta por el diálogo. Ahora se presentará a las primarias.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >