Torra deja en el aire la mesa de diálogo a la espera de escuchar a Sánchez

El PDeCAT considera que la suspensión es una "excusa" y dice que al Gobierno "le da pereza negociar"

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, este jueves. En vídeo, declaraciones de Torra este jueves en una emisora de radio.Foto: atlas | Vídeo: EL PAÍS: Albert Garcia

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha dejado este jueves en el aire la mesa de diálogo entre Gobiernos, acordada por el PSOE y ERC, a la espera de verse con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y comprobar su grado de predisposición a hablar de autodeterminación y amnistía. En declaraciones a Catalunya Ràdio, Torra ha subrayado que tiene el "encargo" del conjunto de fuerzas independentistas de plantear a Sánchez, en la reunión del 6 de febrero, que en esa mesa de negociación se aborden ambas reclamaciones.

Más información
Sánchez se reunirá con Torra el 6 de febrero en Barcelona
Torra reta a Torrent y pide mantener su escaño pese a la decisión de la Mesa del Parlament

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado que, "de producirse", el encuentro entre los dos presidentes se hará para hablar de los problemas de Cataluña en el marco de la "seguridad jurídica" del Estado español. Aunque en un primer momento se ha entendido que Calvo no daba por asegurada esta cita, fuentes del Gobierno central han aclarado después que la reunión entre Torra y Sánchez se mantiene, informa Carlos E. Cué.

"Necesito saber en qué condiciones negociaremos el ejercicio del derecho a la autodeterminación y la amnistía, que es el encargo que tenemos", ha recalcado Torra, y ha advertido: "Si no hay las condiciones y las garantías que creemos necesarias para tirar adelante este proceso de negociación, yo me reuniré con los partidos independentistas para explicarles que esta es la situación: vamos a un diálogo sin garantías".

La amnistía y derecho de autodeterminación se consideran innegociables por el Gobierno español, por lo que en el actual escenario de precampaña electoral en el que se encuentra Cataluña planearán a partir de ahora en el discurso político de Torra para acusar al Gobierno central de no querer negociar.

El presidente catalán ha rechazado que la mesa de diálogo entre Gobiernos aparque la autodeterminación y la amnistía y sirva para hablar de otros asuntos: "No creo que la movilización de millones de ciudadanos durante todos estos años del proceso por la independencia sea para que negociemos una reforma del Estatut". El PDeCAT también ha mostrado su oposición a la suspensión de la mesa de diálogo anunciada por el Gobierno. "No lo tenemos confirmado, pero, si es así, nos parece una mala excusa, porque que al Estado le da pereza practicar el dialogo", ha asegurado el presidente del partido, David Bonvehí. "Posponer el diálogo nunca es una buena solución", ha añadido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Un día después de haber acusado a ERC de romper la "unidad" del independentismo al dejarle "a la intemperie" asumiendo la pérdida de su condición de diputado del Parlament, Torra ha reiterado que "las elecciones se convocarán el día que se aprueben los presupuestos". Pese a que voces significativas de Junt per Catalunya le aconsejaban expulsar del Govern a los consejeros de Esquerra, Torra ha señalado que él "no era partidario de esta opción", porque a lo largo de su trayectoria, ha argumentado, siempre ha procurado "velar para que los puentes entre los independentistas no se rompan".

Por otra parte y pese a la condena de 18 meses de inhabilitación impuesta por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Torra no se arrepiente "en absoluto" de haber desobedecido a la Junta Electoral Central al no retirar a tiempo del Palau de la Generalitat la pancarta "Libertad presos políticos y exiliados". Su argumento es que "cualquier batalla por la libertad de expresión no es pequeña" y ha lamentado haberse quedado solo manteniendo esa pancarta: "Me habría gustado que en todo este proceso de mi desobediencia, también me hubiesen acompañado otros", en lo que ha sonado a una nueva puya a Esquerra Republicana.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS