Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comisión parlamentaria del 155 pide que los políticos presos tengan asesores en su comparencia

Los Mossos y el Parlament están definiendo el dispositivo de seguridad

Presos del Proces
Desde la izquierda, los exconsejeros del Govern Joaquim Forn, Raül Romeva, Carles Mundó, Jordi Turull y Josep Rull, en la Audiencia Nacional el 2 de noviembre de 2017.

Los líderes independentistas condenados a prisión por un delito de sedición comparecerán el próximo martes en la comisión parlamentaria sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Los Mossos y el Parlament están definiendo el dispositivo de seguridad después de que el departamento de Justicia otorgara el permiso. La propuesta de la mesa de la comisión, según fuentes de la institución, es que cada uno de los seis presos tenga “asesores” que les ayuden a preparar su declaración.

El departamento de Justicia concedió el permiso correspondiente, con el visto previo de la Secretaría de Medidas Penales, al exvicepresidente Oriol Junqueras y de los exconsejeros Raül Romeva, Dolors Bassa, Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn. La Generalitat argumentó que es “un deber inexcusable” que los máximos responsables antes de la intervención del autogobierno comparezcan ante el Parlament.

La seguridad y vigilancia de los seis presos correrá a cargo de los Mossos y se ha negociado con la Cámara catalana las condiciones para su estancia en el recinto del Parlament. Desde la presidencia del Parlament aseguran que aún no se han cerrado los detalles y que esperan hacerlo en los próximos días. El Govern cambió el día de su reunión semanal para que el president Quim Torra y los consejeros acompañen a los presos en su comparecencia.

Restricciones

Sin embargo, fuentes de la Cámara explican que la mesa de la comisión del 155, que preside el diputado de Junts per Catalunya Toni Morral, planteó unas recomendaciones para el tratamiento de los políticos presos. Por ejemplo, que tengan “asesores” que, una vez lleguen al Parlamento de sus respectivas cárceles, les ayuden a preparar la comparecencia. Los presos estarán vigilados en todo momento y no podrán deambular por el Parlamento. Está previsto que haya presencia policial dentro y fuera de la Cámara.

La sesión se celebrará muy posiblemente en la sala de grupos. Al lado está la sala ocho, el recinto en el que suelen esperar los comparecientes de este tipo de comisiones y que está en el pasillo que conecta con los despachos de los miembros de la mesa. Allí estarían los presos con sus asesores. Otra de las condiciones pedidas por el Parlament y que está a la espera de validación es que haya dos recintos de espera separados, uno para los presos de Junts per Catalunya y otros para los de Esquerra. Los partidos declinaron comentar sobre estas condiciones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >