Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pescadores del delta del Ebro tras el temporal Gloria: “Esto es una ruina”

El mar se ha tragado más de 3.000 hectáreas de arrozales. El oleaje arroja al paseo marítimo de L'Ampolla una decena de ejemplares de atunes rojos

Un atún descuartizado en el paseo de l'Ampolla. En vídeo, al menos nueve muertos por los efectos de la borrasca Gloria.

El delta del Ebro trata de hacer balance de los severos destrozos causados por el temporal que azotó con fuerza todo el litoral, y que empujó las olas hasta tres kilómetros tierra adentro. La lluvia ha dado una tregua este miércoles y la luz del sol ha permitido apreciar que los daños son generales en toda la zona de la desembocadura del Ebro, pero se hacen especialmente visibles en su margen izquierdo, entre los municipios de L'Ampolla y Deltebre.

El paseo marítimo de L'Ampolla ha quedado muy maltrecho. Ramas, restos vegetales, arena y pedruscos dominan lo que, hasta el pasado fin de semana, era un cuidado vial pegado al mar. Los pescadores de L'Ampolla no han podido salir al mar en toda la semana y, este miércoles, aprovechaban el cese temporal de la tormenta para hacer balance de daños. "Esto es una ruina", concedía Josep Colomines, patrón de la embarcación Marc i Lara. Las pérdidas económicas serán significativas para la pesca y para la agricultura. El mar se ha tragado más de 3.000 hectáreas de arrozales y el salitre tiene efectos perniciosos para la fertilidad de la tierra.

Pero, además, habrá otros sectores afectados. Sobre el devastado paseo marítimo de L'Ampolla este miércoles había esparcida una decena de ejemplares de atunes adultos. Los peces conservaban la cabeza y la cola, pero sus lomos estaban despiezados. Varios vecinos se afanaban, cuchillo en mano y con destreza desigual, a cortar la ventresca, el morrillo y todo lo que parecía comestible del preciado atún rojo. Al norte de L'Ampolla, en el vecino municipio de L'Ametlla de Mar, tiene sus granjas de atunes la empresa Balfegó, una compañía especializada en la pesca y el engorde de atunes. Su marca es una referencia en los círculos gastronómicos. La empresa sospecha que varios de los atunes que han aparecido en el paseo de L'Ampolla han salido de las jaulas que tienen instaladas a poca distancia de la costa. "De momento no hemos podido evaluar qué daños hemos sufrido porque sigue la mala mar", ha apuntado un portavoz de la empresa.

Ryan, un jardinero originario de la localidad inglesa de Sheffield y que lleva 10 años viviendo en L'Ampolla, era uno de los vecinos que trataba de aprovechar las mejores partes de un atún que yacía a escasos metros de su casa. "Este es el mejor pescado que hay", aseguraba, a la vez que teorizaba sobre el origen de los atunes. "Me importa poco de dónde vengan", decía.

El agua se ha apoderado del delta. Ha inundado campos y carreteras y las dificultades de movilidad han obligado a cancelar las clases en prácticamente la totalidad de escuelas de la comarca del Montsià y buena parte de las del Baix Ebre. El temporal ha causado severas afectaciones en el suministro eléctrico y en muchos otros servicios. El centro de atención primaria (CAP) de Deltebre lleva horas sin línea telefónica. El margen derecho de la desembocadura ha quedado menos afectado, pero el estropicio causado por el temporal también se hace visible desde Sant Jaume d'Enveja hasta Alcanar. Josep Caparrós, el alcalde de Sant Carles de la Ràpita, ha denunciado la desatención que sufre la zona, ha pedido "más inversiones" y ha manifestado que "ya no valen excusas". Un alegato en el que ha insistido Lluís Soler, alcalde de Deltebre, municipio que estudia pedir la declaración de zona catastrófica.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información