Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El médico condenado por eutanasia sube a escena con su caso

Marcos Hourmann, el primer doctor penado en España por esa práctica, hace un monólogo en la Beckett

Monologo Marcos Hourmann
El médico Marcos Hourmann en el espectáculo 'Celebraré mi muerte'.

El día que terminó la agonía de Carmen, comenzó la del médico Marcos Hourmann. En marzo de 2005, una paciente terminal, de 82 años, llegó al servicio de urgencias del hospital de Móra d'Ebre (Tarragona) y le pidió al cirujano que le ayudase a terminar con su vida. El doctor se saltó todos los protocolos y le inyectó 50 miligramos de cloruro de potasio. Carmen murió a los pocos minutos. La historia del primer médico condenado en España por aplicar la eutanasia es plasmada en una obra de teatro protagonizada por el mismo Hourmann, que podrá verse hasta el día 26 en la Sala Beckett. En la puesta en escena de Celebraré mi muerte, dirigida por Alberto San Juan y Víctor Morilla, el protagonista explica las razones por las que ayudó a morir a su paciente en un montaje que incluye testimonios del caso.

El cirujano, que fue denunciado por el hospital donde trabajaba, describe que el espectáculo no es una justificación de su acto: “Es un debate sobre la hipocresía de la sociedad ante muchas cosas que son legales y también matan”, comenta. Cuando Hourmann comienza la representación, lo hace acompañado de ocho voluntarios del público que suben al escenario con él. Estas personas se convierten en un jurado que emite la sentencia que nunca se dictó en su contra, ya que el cirujano llegó a un acuerdo con la acusación antes del juicio. Recibió una condena de un año y conservó su licencia. Como sucede en un proceso legal, el doctor abandona la sala y los voluntarios emiten un voto anónimo, que es leído al final de la obra.

El médico evitó la prisión, pero su vida se convirtió en una pesadilla. Despedido y repudiado por el sistema sanitario español, en 2006 logró reubicarse en el Reino Unido hasta que, en 2010, el tabloide The Sun publicó una fotografía suya calificándole de “doctor asesino”. Regresó a Cataluña, donde trabaja desde hace un año como autónomo en la comarca del Garraf. “Para mi fue la primera y la única vez. Acepté pactar por el miedo, por la libertad y para seguir ejerciendo”, declara.

La puesta en escena forma parte del ciclo Memento Mori, en el que el teatro barcelonés recuerda el 30 aniversario de la muerte de Samuel Beckett.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Suscríbete a los hechos.

Suscríbete

Más información