Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat convoca 5.000 plazas para docentes interinos de Secundaria

Los tribunales reducen el tiempo de la parte teórica, introducen un elemento oral en la práctica y formalizan alternativas para embarazadas

docentes interinos de Secundaria
Unos opositores compiten en el instituto Secretari i Coloma por 3990 plazas de profesores

La Conserjería de Educación convocará 5.000 plazas de profesores interinos este año, destinadas principalmente a docentes de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). El departamento catalán reitera su apuesta por la capacidad comunicativa y pedagógica de los nuevos docentes y resta peso al contenido memorístico. Los principales cambios se producen con la redistribución de tiempos de las pruebas (habrá menos tiempo para realizar la primera parte teórica) y la introducción de una defensa oral en una de las mitades de la parte práctica. 

"Uno de los motivos para reducir el peso de la parte teórica es que no podemos garantizar la cualificación del profesorado a través de ella", ha argumentado esta mañana Ignasi García-Plata, director general de Profesorado y Personal. El directivo ha coincidido con Josep Bargalló, consejero de Educación, en criticar las normativas estatales de las oposiciones educativas. "La capacidad comunicativa o argumentativa debe estar por encima de la memorización o repetición", ha defendido Bargalló. "Los contenidos que se piden en la actual normativa son muy antiguos y tienen poco que ver con el modelo competencial de nuestros centros", ha añadido. "Nosotros, y suponemos que el resto del Estado, necesita un sistema mejor y adecuado a la realidad de las aulas".

La prueba, como es habitual, se dividirá en dos partes: una teórica y una práctica. En la primera, los candidatos tendrán 35 minutos para realizar una defensa oral de la programación y una unidad didáctica, diez menos que en anteriores convocatorias. 25 minutos se destinarán a la propia defensa, y los 10 restantes para atender a las preguntas del tribunal de evaluación. 

Los principales cambios se producen en la segunda parte, la práctica, donde se fomenta la línea evaluativa implementada el año pasado. Una mitad, que vale el 70% de la nota, se destina a realizar un caso práctico. Aquí se introduce por primera vez una exposición oral del mismo. "Son tres opciones a escoger con diferentes contextos con adversidades: alumnos con diversas problemáticas, o que no controlan el catalán", explica Víctor Córdoba, responsable de personal interino en CC.OO Cataluña. "Si impartes en ese momento ecuaciones de segundo grado, ¿cómo las enseñarías bajo ese contexto adverso?", ejemplifica el docente. El 30% restante consiste en la exposición habitual de un temario de la especialidad.

Otra de las novedades es la adaptabilidad de los tribunales a las aspirantes embarazadas. Las candidatas que se encuentren ingresadas como consecuencia de un parto podrán presentar las alegaciones correspondientes para realizar el examen en otra jornada. Estas aspirantes deberán presentar la reclamación durante los tres días posteriores al nacimiento del bebé. El tribunal decidirá entonces la nueva fecha de la prueba. Además, las madres lactantes también podrán plantear a los examinadores la necesidad de interrumpir brevemente la evaluación por este motivo, siempre que lo comuniquen antes del inicio de la prueba.

Los aspirantes a las nuevas oposiciones podrán presentar sus solicitudes de participación entre el 16 de enero y el 4 de febrero. Las pruebas comenzarán en junio y se extenderán hasta finales de noviembre, por lo que los seleccionados no podrán incorporarse a su plaza hasta el año que viene. De las 5.000 plazas ofertadas, 4.892 se destinarán a personal interino de Secundaria, mientras que el resto se repartirán entre docentes de las Escuelas Oficiales de Idiomas (EOI) y los de Artes Plásticas y Diseño. Las oposiciones de este año forman parte del programa de estabilización de profesores interinos, el cual prevé la incorporación de 15.658 interinos entre 2019 y 2021. 

Revertir la "centralización"

Josep Bargalló también ha valorado con prudencia la formación del nuevo gobierno de coalición y ha pedido revertir las políticas "centralistas" ejercidas durante en la etapa de José Ignacio Wert al frente del ministerio. "La ministra y nosotros somos los mismos, aunque esperamos que con la estabilidad del nuevo Gobierno se mejore la situación", ha expresado el consejero de Educación. El político catalán ha defendido que sus propuestas no chocan con la normativa vigente, pese a adaptarse "a una nueva manera de evaluar".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >