Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cárcel de Lledoners concede a Cuixart y Sànchez un primer permiso de salida de 48 horas

La Generalitat debe aprobar ahora la propuesta, pero no informará del día de salida para "proteger la intimidad" de los presos

Jordi Cuixart (izquierda) y Jordi Sánchez, a su llegada al Supremo en 2017. En vídeo, el abogado de Jordi Sànchez confirma que han solicitado el primer permiso de 48 horas. JAIME VILLANUEVA | VÍDEO: ATLAS

La junta de tratamiento de la cárcel de Lledoners ha concedido un permiso de salida de 48 horas al presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y el expresidente de la ANC, Jordi Sànchez. Ambos líderes, presos por su papel en el procés, están clasificados en segundo grado y por ello habían solicitado una autorización de salida de prisión, una vez que este mismo martes han cumplido entre rejas un cuarto de la condena de nueve años que les impuso el Tribunal Supremo por sedición. Ahora corresponde al servicio de clasificación de la Generalitat decidir finalmente si aprueba o no el permiso de salida.

Los responsables del centro penitenciario de Lledoners, en el que están reclusos Sànchez y Cuixart, han decidido así darles dicho permiso de salida de dos días, al que ambos tienen derecho por haber cumplido entre rejas una cuarta parte de su condena y haberse aprobado ya su clasificación penitenciaria.

Al encontrarse en segundo grado penitenciario, los Jordis tendrían derecho a 36 permisos de salida ordinarios al año y, siempre que sean de hasta dos días de duración, no precisan del aval del juzgado de vigilancia penitenciaria.

La semana pasada, el Departamento de Justicia clasificó en segundo grado a los siete líderes independentistas en prisión, un régimen que puede ser flexibilizado mediante la aplicación de artículos del régimen penitenciario -como el 100.2 o el 117- para disfrutar de salidas diurnas de la cárcel, incluso a diario, con el fin de trabajar o participar en labores de voluntariado.

Cuixart no tiene previsto recurrir ante el juez su clasificación en segundo grado -apelación en la que sería el Supremo, como tribunal sentenciador-, el que tendría la última palabra-, mientras que Sànchez no lo ha decidido aún, a la espera de valorar la situación con su abogado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información