Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vallecas asumirá la basura de los 31 municipios del este de la región

El Ayuntamiento acepta en el último momento la petición por escrito de la Comunidad y evita una emergencia sanitaria

Un camión de basura sale del Parque Tecnológico de Valdemingómez.
Un camión de basura sale del Parque Tecnológico de Valdemingómez.

La alerta sanitaria se ha evitado en el último segundo. Los 31 municipios de la Mancomunidad del Este llevarán su basura a partir de hoy a Villa de Vallecas (Parque Tecnológico de Valdemingómez), porque ya no hay espacio en el vertedero de Alcalá. Una falta de previsión de las instituciones que se ha solucionado cuando sonaba la bocina, pero que sufrirán los vecinos del sur de Madrid. Ellos asumirán los olores y las consecuencias para la salud de 200.000 toneladas de basura extra anuales. Los residuos, además, no llegarán separados, sino prensados. “Una vergüenza”, afirma Jesús Pérez, de Ecologistas en Acción.

Los camiones desfilarán este sábado desde Alcalá de Henares hasta Villa de Vallecas. Parecía un secreto a voces, pero las Administraciones implicadas han mantenido la tensión hasta el final. Valdemingómez asumirá la basura de la Mancomunidad del Este, pese a la resistencia de los vecinos y de la vicealcaldesa, Begoña Villacís (Cs), que ha defendido en todo momento que la capital no debía hacerse cargo de los residuos de otros municipios. Esa postura la ha enfrentado con el alcalde, José Luis Martínez-Almeida (PP), que a pesar de que hace un mes abogó por la “solidaridad”, este viernes por la mañana se vio obligado a instar a la Administración regional a que se lo ordenase por escrito para que él pudiera cumplir órdenes.

No fue una orden, pero sí un ruego “sustentado en argumentos técnicos y medioambientales”. La consejera de Medio Ambiente, Paloma Martín, mandó entonces el cuarto escrito en dos meses pidiendo al Consistorio que aceptara la basura porque “era la única solución viable”. Fue suficiente. Villacís quedó bien con Vallecas y Almeida con la Comunidad. No hubo sorpresas.

Pero, ¿es realmente la mejor opción? Para los vecinos de Vallecas, no, puesto que tendrán que sufrir las consecuencias de más basura en su ambiente. El Parque Tecnológico de Valdemingómez atiende las necesidades de más de cuatro millones de habitantes residentes en tres municipios que envían 1,2 millones de toneladas de residuos urbanos al año. De hecho, el Consistorio planea reducir a la mitad en 2022 la incineración de basura y eliminarla por completo en 2025. Esos planes se verán alterados con las 200.000 toneladas extras al año de la Mancomunidad, o las 220.000 que recibirán en un plazo máximo de 18 meses.

“Todo esto está sustentado en una gran mentira”, asegura Jesús Pérez, experto en residuos de Ecologistas en Acción. Se refiere a que el presidente de la Mancomunidad del Este y alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios (PSOE), prometió hace dos meses que gracias a una instalación auxiliar que habían construido de manera exprés, los residuos llegarían separados a Valdemingómez. De eso se van a encargar tres operarios que van trabajar toda la noche para que los camiones salgan hacia Vallecas preparados. Rodríguez Palacios admitió este jueves que la separación se hará de forma muy primaria —“apartarán un colchón, por ejemplo, el tronco de un árbol, elementos grandes”, dijo—, y prensarán en la instalación la basura para que “en lugar de en 150, vayan en 50 camiones”. Los operarios deberán lidiar con una media de 540 toneladas diarias.

En definitiva, los residuos llegarán al vertedero de Valdemingómez y se tratará en la planta de las Dehesas, dedicada al triaje, donde supuestamente se recupera el 30% de los residuos. “Y nosotros nos habremos comido los malos olores y las consecuencias en la salud de todo eso”, avisó hace un mes Juan Freijo, de la asociación vecinal PAU de Vallecas, que en estos momentos se encuentra “en conversaciones con la FRAVM para ver jurídicamente cómo denunciar esto”.

La alternativa de Loeches

Los representantes de la organización vecinal se remiten a varios estudios europeos recopilados por expertos médicos del Grupo Español de Investigación de Sarcomas (GEIS), que determinan que la incineración de residuos tiene graves consecuencias para la salud, ya que la sustancia que produce la quema es cancerígena y tóxica, sobre todo cuando se respiran dioxinas y furanos de manera acumulativa. “Valdemingómez no era la única solución, hay ya un vaso en Loeches —la planta de tratamiento donde irán los residuos de la Mancomunidad del Este, cuya construcción se culminará a mediados de 2020— donde se puede verter”, insiste Freijo.

¿Es eso posible? Según la Comunidad, eso iría en contra de la normativa europea, aunque los vecinos de Vallecas recuerdan que en la región “casi todos los residuos se vierten, no hay casi separación, así que da igual llevarla a Loeches, que es su destino final, o llevarla a Valdemingómez y que la soportemos nosotros”.

De una manera o de otra, la decisión ya está tomada. “Pero debe haber un cambio de modelo en la región”, argumenta Pérez, de Ecologistas. “Debemos ir hacia la economía circular, conseguir recuperar el mayor número posible de residuos. Pero ni en Valdemingómez, que hasta el momento es la planta más moderna, se consigue. De los residuos que llegan separados se recupera solo un 5%, y la Comunidad ha dicho que tienen que conseguir un 10%. Eso es una minucia. La gran mentira”, explica. “Ni en Loeches, que nos lo han vendido como el gran avance, va a funcionar así”.

El dilema es que el parche de hoy no solucionará el problema de mañana. La Comunidad de Madrid cedió a los municipios la gestión de los residuos en 2008 y no creó un organismo regulador, como sí existe en otras comunidades. En un año, las otras dos mancomunidades tendrán el mismo problema que la del este. Y Villa de Vallecas se niega a ser el basurero transitorio de todas ellas.

Los vertederos de la región

Parque Tecnológico de Valdemingómez (Madrid capital, Arganda del Rey y Rivas-Vaciamadrid). Atiende las necesidades de más de cuatro millones de habitantes residentes en tres municipios y que envían 1,2 millones de toneladas de residuos urbanos al año. El Ayuntamiento de la capital, que se ha negado a albergar los residuos de la mancomunidad del Este hasta este momento, planea reducir a la mitad en 2022 la incineración de residuos y eliminarla por completo en 2025.

Mancomunidad del Noroeste (Colmenar Viejo). Recibe 320.000 toneladas de basura al año procedentes de 81 municipios del norte y oeste de la región. Hace un año se decidió su ampliación. Se calcula que la vida útil del vertedero llegará hasta finales de 2020 o principios de 2021. La Comunidad de Madrid anunció ayer que va a financiar con el 50% una nueva planta de tratamiento de residuos a la que va a destinar 6,4 millones de euros, para lo que se ha aprobado la celebración de un convenio con la Mancomunidad del Noroeste.

Mancomunidad del Este (Alcalá de Henares). Absorbe los residuos de 31 municipios con 700.000 habitantes que generan unas 200.000 toneladas de basura al año. Será sustituido a partir de mediados de 2020 por el vertedero en Loeches.

Mancomunidad del Sur (Pinto). Da servicio a 65 municipios con 1,9 millones de habitantes, que producen 800.000 toneladas de basura al año. Su vida útil estimada llegaba al último trimestre de 2019, pero planteó un recrecido que le da capacidad hasta el primer trimestre de 2021. Actualmente, los alcaldes que de la Mancomunidad del Sur abogan por suspender la tramitación para la fase III y crear una mesa de negociación.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información