Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Toledo será el basurero de “emergencia” de Madrid durante tres meses si la capital no cede

Ante la negativa del Ayuntamiento de Madrid a aceptar la basura de 31 municipios, la Mancomunidad del Este anuncia un acuerdo con Castilla-La Mancha

Un grupo de cigüeñas en el vertedero de basura de la mancomunidad del Este, en Alcalá de Henares.
Un grupo de cigüeñas en el vertedero de basura de la mancomunidad del Este, en Alcalá de Henares. EL PAÍS

La guerra de las basuras tiene un nuevo actor que puede desencallar un problema que no ha conseguido solucionar la Comunidad de Madrid: Castilla-La Mancha. El vertedero de la Mancomunidad del Este, situado en Alcalá de Henares, lleva varios meses estirándose como un chicle. Pero el tiempo se agota y las montañas de residuos de los 31 municipios del este de la región son finitas. Ante la negativa -por ahora- del Ayuntamiento de Madrid a aceptar de manera transitoria la basura del vertedero de Alcalá y la incapacidad del gobierno regional de asumir su parte de responsabilidad, el presidente de la Mancomunidad, Javier Rodríguez Palacios, ha dado un paso más y ha anunciado que se ha visto obligado a buscar una solución sobre la bocina. “He tenido una conversación con la Comunidad de Castilla la Mancha este fin de semana y está dispuesta a que llevemos nuestra basura a Toledo durante tres meses como algo excepcional”, ha dicho el alcalde socialista y presidente de la mancomunidad.

La situación es surrealista, cuanto menos. La Comunidad se niega a tomar partido amparándose en que actúa de árbitro y que corresponde a las mancomunidades buscar las soluciones oportunas. Dentro del Ayuntamiento la guerra es otra. El PP ya anunció que estaba dispuesto a acoger la basura pero Ciudadanos, su socio de Gobierno, se mantiene firme en su posición: “La basura no puede acabar viniendo a Madrid. La Mancomunidad y los municipios -que en su conjunto representan a más de 700.000 habitantes- tienen que buscar una alternativa que no sea siempre traerla a Madrid y que el Ayuntamiento le tenga que salvar la papeleta. Alcalá de Henares sabía que esto iba a pasar hace cuatro años y no ha hecho nada”. De esta manera, el partido de Begoña Villacís mantiene la promesa que le hizo a los vecinos durante la campaña, ya que estos se niegan a recibir esa basura y han anunciado que irán a los tribunales si hace falta.

Rodríguez Palacios, harto de que le digan que no ha hecho nada, ha buscado sin embargo una solución que sabe que no agrada al gobierno regional. Si no hay alternativa, ha dicho, la alerta sanitaria saltará por los aires en plenas navidades: el 27 de diciembre, cuando la basura dejará de entrar en el vertedero de Alcalá de Henares. Previamente se ha reunido en varias ocasiones con un equipo del ayuntamiento madrileño y con técnicos de la comunidad para evaluar si la solución que proponían era factible.

Todo parecía indicar que la basura acabaría en Valdemingómez. "He cursado comunicación al Ayuntamiento requiriéndole una solución definitiva para que, en un plazo de 48 horas nos confirmen su disponibilidad para comenzar a recibir los residuos a partir del 15 de diciembre", decía en una carta la consejera de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín, que llegó tanto a la Mancomunidad como al ayuntamiento madrileño el día 5. Estaban esperando la luz verde a un convenio que habían acordado entre las tres partes. Sin embargo, 48 horas después de esa misiva, el Consistorio de Almeida no contestó. "Lamento comunicarle que todavía no hemos obtenido respuesta del Ayuntamiento", anunció en otra carta Martín, que instaba a la Mancomunidad a poner en marcha otras alternativas. "No es posible esperar más la respuesta, debiéndose acelerar el desarrollo de otras opciones", escribía. La división interna del Consistorio mantiene la situación en punto muerto.

Fue entonces cuando el presidente de la Mancomunidad del Este aceleró los contactos con Castilla la Mancha durante el fin de semana. "Esa solución es la menos lógica. Pido que dejemos a un lado el partidismo político y que pensemos en una solución conjunta, porque ahora somos nosotros pero dentro de un año los del norte y los del sur tendrán el mismo problema", ha explicado Rodríguez Palacios.

"Nosotros no habíamos tomado todavía una decisión definitiva, y por tanto nosotros seguimos con esos contactos que teníamos con la Consejería de medio ambiente así como con la mancomunidad del este, así que lo que pedimos es que técnicamente se nos justifique que no hay una alternativa respecto de Valdemingómez para poder tomar la decisión definitiva una vez aclarados todos los aspectos técnicos que venimos negociando con la Consejería de medio ambiente de la Comunidad de Madrid", ha dicho sin embargo el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

Durante el último mes, se han estado rellenando huecos del vertedero de Alcalá de Henares y compactando, es decir, se ha ido sellando con tierra fértil, según contó hace un mes Rodríguez Palacios, que explicó que la operación de clausurado es una preparación para poder hacer el sellado definitivo y dejar la instalación para el programa de vigilancia ambiental que exige la normativa europea y que durará 30 años.

El vertedero de Loeches, destino final de esos residuos, sigue, a marchas forzadas, en plena construcción. Pero hasta mediados de 2020 no estará listo. Y hasta que puedan abrirse esas puertas, los ojos del presidente de la Mancomunidad del Este siguen apuntando hacia Madrid capital, pese al silencio actual del Consistorio, aunque espera que se pronuncie en el último segundo.

La idea es que una especie de recinto de hormigón sellado, que ya está construido, sirva para que varios operarios separen la basura para, posteriormente, trasladarla a Valdemingómez, ya que esa es una de las principales trabas que se le ponía a Alcalá: su basura sin separar. "Ningún gramo de nuestros residuos irá a la incineradora. Eso es importante dejarlo claro".

Si esa basura finalmente no viaja al sur de Madrid, lo hará de la misma manera a 100 kilómetros de la capital, donde recibirán los residuos en las mismas condiciones: tratada previamente. Esta opción, más cara, es la única que puede desencallar el problema por ahora. Todo sigue igual, pero algo ha cambiado. Castilla la Mancha ha entrado en juego.

La basura de cada madrileño

Cada madrileño produce unos 370 kilos de residuos al año de media.

Dentro de la capital, el distrito que más basura genera es el de centro. El que menos, el de Moratalaz.

De los más de 2 millones de toneladas de basura de la región en 2016, solo 394.000 fueron separados por los ciudadanos, según el Instituto nacional de estadística.

Los vertederos de la región

Valdemingómez (Madrid capital, Arganda del Rey y Rivas Vaciamadrid). Atiende las necesidades de más de cuatro millones de habitantes residentes en tres municipios y que envían 1,2 millones de toneladas de residuos urbanos al año. El Ayuntamiento de la capital, que se ha negado a albergar los residuos de la mancomunidad del Este, planea reducir a la mitad en 2022 la incineración de residuos y eliminarla por completo en 2025.

Colmenar Viejo (Mancomunidad del Noroeste). Recibe 320.000 toneladas de basura al año procedentes de 81 municipios del norte y oeste de la región. Hace un año se decidió su ampliación, lo que provocó protestas vecinales.

Alcalá de Henares (Mancomunidad del Este). Absorbe los residuos de una treintena de municipios con 700.000 habitantes que generan 180.000 toneladas de basura al año. No dispone de superficie para ampliar. Cerrará a finales de año y será sustituido a partir de mediados de 2020 por el vertedero en Loeches. Para el periodo intermedio se busca un tercer lugar.

Pinto (Mancomunidad del Sur). Da servicio a 65 municipios con 1,9 millones de habitantes que producen 800.000 toneladas de basura al año. Su vida útil estimada llegaba al último trimestre de 2019, pero planteó un recrecido que le da apacidad hasta el primer trimestre de 2021.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información