Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Centre del Carme estrena Contamón, el festival del cuento

El certamen rinde tributo a Llorenç Giménez porque "muchas de las historias de municipios no se han perdido gracias a él"

El artista Dani Miquel en una de las actuaciones del festival Contamón en el Centre del Carme.
El artista Dani Miquel en una de las actuaciones del festival Contamón en el Centre del Carme.

El Centre del Carme de València estrenó el pasado fin de semana la primera edición de Contamón, un festival dedicado al cuento y a la tradición valenciana, en la que actuaron algunos de los mejores cuentacuentos y narradores orales de la Comunidad Valenciana; entre ellos, Dani Miquel, Almudena Francés, Laia Serna, Jauría, Domingo Chinchilla, L’Esglai Teatre o Rebombori Cultural.

Contamón es un proyecto de Prosa Elástica con la colaboración del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana, y promovida por la sección de Política Lingüística y Multilingüisme de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, a través de su programa de ayudas al valenciano. La editorial Edelvives se suma con la aportación de varios lotes de libros para los reconocimientos.

"El cuentacuentos es el vehículo por excelencia de narraciones, costumbres y conocimiento y el cuento, un medio de conectar con la leyenda y la tradición, para convertirlos en familiares y cotidianos", explican los organizadores.

El Centre del Carme Cultura Contemporània se ha llenado durante dos días de familias, pequeños y mayores, que han disfrutado de un medio de transmisión ancestral como es el cuento. Según el gerente del Consorci de Museus de la Generalitat, José Luis Pérez-Pont, "estamos necesitados de escuchar cosas diferentes, historias sugerentes, inspiradoras, a través de cuentos. El Centre del Carme ha estado y seguirá estando abierto a los cuentos", dijo en la apertura.

Los organizadores han rendido tributo en su primera edición al contacontes Llorenç Giménez, fallecido este año. En una mesa redonda en torno a su trayectoria contaba la escritora Mercé Viana que Llorenç sonreía mucho: “contaba historias para ilusionar, para que las personas entráramos en un universo de fantasía paralelo, al menos, mientras nos atrapaba…durante un rato largo”.

Laia Serna, como cuentacuentos de Rebombori Cultural añadió que los cuentacuentos "somos personas sin artificios, delante de la gente, desnudos, únicamente con nuestras palabras”. Nuria Sendra, editora de Ediciones del Bullent, le recordaba como maestro, “siempre contando cuentos. Él no es una moda. Ha supuesto un antes y un después como precursor de la recuperación de la tradición oral. Muchas de las historias de los municipios no se han perdido gracias a él”. Pedro Cifuentes, premio al docente de la Comunidad Valenciana, defendió que incluso los profesores "somos cuentacuentos”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >