Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos afectados por la colmatación del vertedero de Alcalá denuncian a los responsables

El Este exige a la Comunidad que tome medidas para "abrir" Valdemingómez al no poder ir los residuos a Toledo

vertedero alcala
Un camión de basura sale del Parque Tecnológico de Valdemingómez.

Miembros de plataformas vecinales afectadas por el vertedero de Alcalá de Henares (Madrid) presentarán este jueves una denuncia en la Comandancia de la Guardia Civil de Mejorada del Campo "contra todos los responsables e instituciones públicas que han permitido la actividad y la gestión de los residuos de la Mancomunidad Este en el vertedero de Alcalá de Henares". La denuncia ha sido documentada por un científico del CSIC y elaborada por miembros de las plataformas vecinales No Macrovertedero, Sí Residuos 0, Villalbilla y Alcalá de Henares.

Más de tres décadas recibiendo residuos sin tratar de 31 municipios que suman 700.000 habitantes, el vertedero de la Mancomunidad del Este, situado en Alcalá de Henares, acaba su vida útil  el 27 de diciembre sin que el vertedero que se construye en Loeches para sustituirlo esté concluido.

"Hemos creído conveniente compaginar la movilización social y la vía jurídica elaborando una denuncia en la que hemos podido argumentar y documentar aspectos como la falta de licencia de obra y actividad en el quinto vaso, no se han tomado en cuenta las emisiones del vertedero, como la propia Comunidad de Madrid en sus informes de inspección a las instalaciones realizadas durante los años 15, 16, 17, 18 y 19 han determinado desviaciones muy relevantes tanto en la atmósfera, como en el suelo y agua subterráneas, incumpliendo la autorización ambiental integrada y resultando desfavorable", argumentan los afectados.

La plataforma vecinal señala en un comunicado que mediante un estudio topográfico han podido comprobar que la cota de altitud ha sido sobrepasada, "así como que las pendientes del vaso no cumplen con los estándares internacionales".

El presidente de la Mancomunidad del Este y alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios, solicitó el miércoles que la Comunidad de Madrid actúe ante la falta de solución a la guerra de las basuras. El regidor complutense denunció la falta de respuesta del Ayuntamiento de Madrid, que no firmó un acuerdo para el uso temporal de la planta de tratamiento de Valdemingómez mientras que la de Loeches no esté terminada, a pesar de que "todo estaba muy avanzado".

Y reiteró la opción de trasladar durante tres meses los residuos a la planta de tratamiento de Toledo, para evitar la "emergencia sanitaria o ambiental a partir del día 27", un escenario que sin embargo descartaron también ayer tanto la Diputación provincial de Toledo como la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Toledo por problemas técnicos y de capacidad.

El presidente de la Diputación de Toledo, Alvaro Gutiérrez, subrayó que el Ecoparque no tiene capacidad para albergar esa "ingente cantidad de residuos", ya que gestiona la basura generada por unos 550.000 habitantes, por lo que para asumir los del Este de Madrid supondría tener una capacidad de al menos más del doble.

Así las cosas, Rodríguez Palacios confirmó que la opción de Toledo "parece cada vez más inviable" desde un punto de vista técnico y dijo entender "la alarma" entre los vecinos de Toledo o que la alcaldesa haya dicho "que parece mentira que un problema que se genera a 100 kilómetros tenga que solucionarse allí". Por ello, el alcalde complutense subrayó que "la primera alternativa y la realmente sensata es intentar un acuerdo con Valdemingómez", ya que "los datos técnicos y medioambientales dicen que hay que buscar la proximidad y la disponibilidad, y la planta más próxima y disponible en cuanto a capacidad es Valdemingómez".

Rodríguez Palacios pide a la Comunidad de Madrid que, ante la "crisis" en la negociación con el Ayuntamiento, actúe "como actúan otros gobiernos regionales como la Comunidad Valenciana o Euskadi, poniendo orden y reorganizando las cuestiones de residuos cuando hay una crisis". "La otra opción es que se presione a Madrid para que lleguemos a ese acuerdo, y la tercera opción es que se llegue a una emergencia sanitaria, que sería un fracaso, sería no recoger la basura a 750.000 habitantes de Madrid y en plenas Navidades y tener a 31 municipios con la basura por las calles", añadió.

En la capital PP y Ciudadanos siguen enfrentados sobre cómo hacer frente a esta crisis, pues el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, defiende que la ciudad debe ser solidaria con su corona metropolitana mientras que la vicealcaldesa, Begoña Villacís, rechaza que los vallecanos sufran los residuos de localidades que no han cumplido. Almeida insistió ayer en que no hay "ninguna alternativa" a Valdemingómez, mientras Villacís aseguró que no dará su "brazo a torcer" en su negativa a llevar los residuos del Este a Valdemingómez.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información