Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arte más ‘marciano’ orbita en Castellón

La feria MARTE se consolida en el circuito del arte contemporáneo emergente español y gana peso como lanzadera para el coleccionismo ‘amateur’

Una de las obras de la Feria de Arte Contemporáneo MARTE de Castellón.
Una de las obras de la Feria de Arte Contemporáneo MARTE de Castellón.

Pasear por MARTE, la Feria de Arte Contemporáneo que arranca este viernes en Castellón, es dejarse sorprender. Es abrirse a una experiencia que construyen piezas de arte en las que los Beach Boys se codean con Superman, Batman o los personajes de Ibáñez; y los platos de comida clásicos se transforman en propuesta artística esculpidos a golpe de fragmentos de revistas antiguas y+ envoltorios de chicles Bazooka o publicidad de los jabones Lagarto. MARTE es orbitar sobre obras donde el humor y el juego dan pie a la creación de un mundo propio basado en la apropiación de los dibujos animados. Sobre trazos automáticos en los que se mezclan las ideas y fantasmas de quien los articula con elementos naturales y patrones próximos al chamanismo y a símbolos del imaginario colectivo actual. MARTE es además un toque de alerta, con propuestas que fusionan performance y escultura para denunciar las consecuencias que sobre el paisaje deja la crisis y el modelo urbano actual.

Es también equilibrio entre arte de calidad, talento y precios asequibles. La fórmula que ha llevado a la Feria de Arte Contemporáneo de Castellón a cumplir seis ediciones y a posicionarse entre las principales citas de arte emergente en España. Única de su ramo en la Comunidad Valenciana, MARTE abre sus puertas desde hoy y hasta el próximo domingo, 17 de noviembre, en el Auditorio y Palacio de Congresos de Castellón con el reto de superar los 8.000 visitantes que sumó el año pasado.

Sopla a su favor la solidez que, dicen sus promotores, ha alcanzado el proyecto. “Durante las ediciones anteriores hemos asentado los cimientos de lo que queríamos que fuera la feria. Y hoy por hoy es una cita consolidada, con solidez y credibilidad”, apunta a EL PAÍS el director artístico de MARTE, Nacho Tomás.

MARTE no es sólo un escaparate para acercarse a todo lo que se cuece entre los fogones del arte patrio. Es también “una de las mejores ferias en España en las que iniciarse en el coleccionismo”, señala Tomás. De hecho, esta edición se ha especializado en ello “y está muy basada en artistas de carácter emergente. Nos interesa promocionar a creadores contemporáneos con proyectos nuevos y frescos”, apostilla.

Con una horquilla de precios de las obras expuestas que oscila por lo general entre los 100 y los 4.000 euros, la lanzadera hacia el coleccionismo amateur allana su camino. “El público no sólo puede disfrutar de las piezas aquí en la feria, sino llevárselas a casa”, explica el director artístico.

Acortar distancias entre espectador y artista no es sólo posible por la política de precios. “MARTE es una feria muy fácil de ver por su tamaño y permite que se creen muchos feedbacks entre artistas, coleccionistas, galeristas, comisarios... Es muy accesible y amena”, añade.

Una obra de la feria.
Una obra de la feria.

El escultor Álvaro Albaladejo es uno de los 16 artistas que integran MARTE Curated, el eje central de la muestra. Para el granadino, “es toda una oportunidad participar en una feria tan cercana al público, profesional y ajeno. Ese que te da una lectura nueva e interesante para el trabajo y eso me interesa. El formato tan familiar de esta feria es genial. Permite percibir la obra con la dimensión que se merece, algo que no ocurre en otras citas”, comenta.

Participa con Estrella negra bajo el patrocinio de UBE Corporation. “Tenía muchas ganas de hacer una cita directa a la temática marciana de la feria”, dice. Algo que logra con su propuesta, que parte de una pieza de nueva producción que simula un meteorito para que triangule con otras dos producciones anteriores, “y todo ello inspirándome en los cuerpos sólidos: un cubo, una esfera, una pirámide. El resultado: una pieza bidimensional pero con una alusión volumétrica, escultórica. Ahí radica la paradoja: intentar confinar el universo a través de una esfera”, explica.

Junto a la de Albaladejo, MARTE Curated exhibe una cuidada selección de propuestas artísticas. Las que presenta Little (Espacio Nuca, Salamanca); Mar Vicente (Espai Nivi Coll Blanc, Castellón); Aina Albo Puigserver (Pep Llabrés Art Contemporani, Palma de Mallorca); Juan de Dios Morenilla (Galería Punto, Valencia); Alejandra Freymann (Herrero de Tejada, Madrid); y Roberto López Martín (DDR Art Gallery, Madrid). Y a la que se suman más nombres: Jorge Vicén (La Carbonería Espacio de Arte, Huesca); Xavi Ceerre (Piramidón Centre d’Art Contemporani, Barcelona); Daniel Fernández (Espacio Líquido, Gijón); Luis Pérez Calvo (La Gran, Madrid); Ricardo Escavy (Galería Shiras, Valencia) y Elisa Braem (Addaya Palma, Palma de Mallorca).

Esta sección incluye a la artista invitada: Amparo Sard, que aterriza en MARTE de la mano de Espacio Líquido. También emergen aquí las propuestas del castellonense Carlos Pesudo, ganador del Premio Marte Artista Castellón, y de David Latorre, galardonado con el Premio Marte Nacional a un Proyecto Contemporáneo.

Ramificación artística por la provincia

Con motivo de la sexta edición de MARTE, la provincia de Castellón se inunda de exposiciones y eventos bajo la sección MARTE Orbital Expedition. En el MACVAC-Museo de Arte Contemporáneo de Vilafamés se abre paso la exposición Ellas, una selección de 10 obras de 10 autoras de la colección privada de Javier Merita, que se reúnen en diálogo y confrontación con 10 obras de 10 autores de la colección del museo. Mientras, el Espai Cultural Obert Les Aules de la Diputación de Castellón acoge la exposición Este no es mi paraíso, de la artista Victoria Iranzo, bajo el comisariado de la Galería Punto de Valencia; y el Espacio CompArte de hotel NH Mindoro Castellón expone la obra del joven artista castellonense Daniel Dobarco, que presenta la serie Los mapas del beato.

Un Mar de Arte contra el plástico

El universo MARTE pivota sobre varios escenarios, entre los que destaca MARTE Social, uno de los pilares de la feria desde sus inicios y que se marca como objetivo la acción reivindicativa y transformadora de la conciencia social a través de propuestas artísticas del arte contemporáneo. En su sexta edición ha organizado, junto a la Asociación Ambiente Europeo, el programa Mar de Arte, que integra el foro Arte por una mar sana (sábado 16, 17.30 horas) y un espacio informativo y expositivo de la mano de la fotógrafa Isabel Muñoz, el escultor Pepe Monserrate, el artista urbano Sfhir y el pintor Javier Barco. Mar de Arte se completa con el taller infantil y familiar El mar que quiero-el mar que no quiero (domingo 17, 12.00 horas), un espacio creado para que los pequeños interactúen en torno al problema medioambiental a través de diversos lenguajes creativos como la voz, el movimiento, la palabra, la forma y el color.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >