Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plataforma de Poblet propone un “reset” político en Cataluña

La nueva asociación catalanista rechaza la independencia por la vía unilateral y está en contra de la prisión provisional de los encausados en el 'procès'

Antoni Garrell y Adrià Aldomà, en la presentación de la plataforma El País de mañana en el Colegio de Periodistas.
Antoni Garrell y Adrià Aldomà, en la presentación de la plataforma El País de mañana en el Colegio de Periodistas.

Cataluña necesita un “reset” económico, social y político para avanzar como sociedad. Se trata de una de las ideas más claras de la plataforma El País de demà (El Páis de mañana) que han formado unos 300 profesionales de diferentes sectores, y que hoy se ha presentado en el Colegio de Periodistas de Catalunya. La asociación aprobará sus postulados en Poblet, el próximo sábado, en una asamblea que reunirá a un centenar de sus miembros. La plataforma nace de la sociedad civil y la mayoría de las aportaciones a los documentos fundacionales las han hecho profesores universitarios, académicos y empresarios. En su gestación también han participado políticos del espectro neoconvergente, como Marta Pascal, exlíder del PDeCAT, Carles Campuzano, exdiputado en el Congreso por CiU, o los exconsejeros del gobierno catalán como Jordi William Carnes (socialista) o el actual teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle. “Unas aportaciones que han hecho por sus conocimientos como profesionales, no estrictamente por políticos”, ha insistido Antoni Garrell, economista y director general de la fundación Escola de Disseny Industrial, y uno de los “padres” de la plataforma y coordinador de la misma.

El País de demà nace y quiere permanecer como un think tank, una entidad que proponga ideas y proyectos a partidos políticos, administración y empresas. Aunque tampoco descartan completamente que se dé la coyuntura para irrumpir en la política catalana: “No hay interés en ser un partido político aunque si algunos de los que integran la plataforma decide dar el paso y asume nuestros postulados, tendrá todo nuestro apoyo”. Una posición que, insisten, no estará al albur de acontecimientos políticos de la escena catalana.

Políticamente, la plataforma se posiciona con claridad en contra de la vía unilateral hacia la independencia, sin descartar que ese objetivo se pueda lograr en un futuro si hay una mayoría social que lo respalde pero huyendo del modelo del procès. Alejada de la terminología y los postulados independentistas –no utilizan el término presos políticos aunque están en desacuerdo en que permanezcan en prisión-, El País de demà cree que se puede y se tiene que avanzar como autonomía. “A corto plazo hace falta llegar a un gran consenso de la sociedad catalana para afrontar y mejorar la relación con el Estado. Es evidente que no nos trata bien y hay que buscar una interacción fluida y recuperar el diálogo”, ha argumentado Garrell. El coordinador de la entidad, que se empezó a gestar hace poco menos de un año, cree que Cataluña necesita un “reset para poder avanzar como sociedad dentro de un contexto global”.

El País de demà pone especial énfasis en que el avance de la sociedad catalana depende de la transformación del modelo económico, ligado al social, y el modelo de administración. Con propuestas concretas, 77 en el campo de la economía –insiste en que la semana de 20 horas laborables es factible- con un cambio en el modelo de producción y de formación. Propone, por ejemplo, dar más cuerpo a las empresas catalanas –la mayoría de ellas de reducidas dimensiones- y una profundización en el campo tecnológico y en la robótica.  “Es una plataforma en la que hay una representación muy importante de profesionales jóvenes que son los que tienen que definir el futuro”, ha añadido Garrell que ha presentado la entidad con Adrià Alomà, uno de los jóvenes investigadores que coordina los documentos.  En el eje social, apuestan por introducir un "salario social basado en un acceso universal de calidad a la educación".

Académicos, empresarios de industrias y del sector de servicios, profesionales del derecho, sociólogos, antropólogos y políticos han sido los principales promotores de la iniciativa y los que han aportado ideas y proyectos que, cuando se revisen y concluyan en Poblet, serán presentados a partidos políticos, empresas y administraciones.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >